Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jorge Gallardo, presidente de laboratorios Almirall y la puerta del centro de I+D de la firma en Sant Feliu del Llobregat (Barcelona) / FOTOMONTAJE DE CG

Almirall despedirá a 121 personas en España para pagar su I+D

El laboratorio de la familia Gallardo anuncia a sus trabajadores que inicia el proceso de despido colectivo que se enmarca en un periodo en el que el grupo factura y gana más

4 min

Los dueños de los laboratorios Almirall, la familia Gallardo, han informado esta mañana a sus inversores y trabajadores que inician un proceso de despido colectivo que afectará a un máximo de 121 personas en España.

La farmacéutica no ha escondido el verdadero motivo de la reestructuración de plantilla: “El objetivo de esta operación es reasignar recursos para poder apoyar los nuevos proyectos de crecimiento futuro de la compañía, fruto de la I+D interna y de las operaciones de desarrollo corporativo llevadas a cabo en los últimos 18 meses”, indica el comunicado que se ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El proceso está en una fase muy inicial. Los Gallardo ni siquiera han informado al comité de empresa de los detalles del expediente de regulación de empleo (ERE). Se debe fijar ahora un calendario de reuniones para que se les notifiquen los centros y puestos de trabajo afectados, se les facilite información económica de la compañía y la primera propuesta de las condiciones de las salidas.

Sin afectación a las previsiones económicas

“Este necesario ajuste en la plantilla se llevará a cabo con el mayor respeto hacia nuestros empleados”, asegura el fabricante de Almax o Ebastel en la información a los accionistas. Indica que “propondrá un plan social apropiado para minimizar los efectos de la medida” que negociará con los sindicatos. Los representantes de los trabajadores lamentan que se trate de la tercera reestructuración que se aplica desde 2013. CCOO y UGT de Catalunya han rechazado la medida y recuedan que Almirall ha despedido el 30% de su plantilla en España en los cuatro últimos años. 

Lo único que la firma presidida por Jorge Gallardo ha dejado claro es que el ERE “no afecta a las directrices financieras para 2016 confirmadas al mercado el pasado 22 de julio, con motivo de los resultados del primer semestre de 2016”.

Más ingresos y beneficios

Los ingresos en los primeros seis meses del año crecieron el 5% si se comparan con el mismo periodo del ejercicio anterior, hasta los 428,1 millones. Los menores aprovisionamientos, gastos de personal y los de explotación y la venta de su filial en México, entre otros, compensaron los efectos negativos de los tipos de cambio y la caída de ingresos. Propiciaron que el resultado neto de la primera mitad del ejercicio alcanzara los 80,5 millones, el 36,9% más que el año anterior. 

El consejo de administración de la farmacéutica se repartió el año pasado una retribución de 2,7 millones de euros, incluyendo los salarios y las compensaciones de fondos de pensiones. El el ejercicio anterior, la cifra fue de 2,9 millones. 

Proyectos en desarrollo

La nota a la CNMV también señala los desarrollos clínicos que tiene en marcha que se acabarán de impulsar con el recorte de empleo en el país. Se trata de tres productos en fase 3 (una de las últimas etapas en la creación de un fármaco) y una nueva entidad molecular en fase 1.

Además, tiene previsto lanzar en Europa dos productos para tratar la psoriasis, realizar nuevos lanzamientos en Estados Unidos e impulsar el área de estética, una división de la que espera obtener rendimiento los próximos años.