Menú Buscar
Planta farmacéutica en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) de Almirall / EFE

El aprovisionamiento de medicamentos dispara el beneficio de Almirall

La farmacéutica gana 48,6 millones de euros en el primer trimestre del año y mantiene sus objetivos económicos para 2020

3 min

Almirall dispara su beneficio neto en el primer trimestre del año. La dispersión del coronavirus por todo el mundo creó una ola de aprovisionamiento de fármacos por parte de mayoristas, lo que ha alzado las ganancias de esta farmacéutica catalana hasta los 48,6 millones de euros entre enero y marzo, el 62,5% más que en el mismo periodo de 2019. 

El aumento de demanda de medicamentos se registró, sobre todo, en el último mes del primer trimestre en Europa, cuando el Covid-19 se encontraba en plena expansión en el continente --con gran afectación en Italia y España, sobre todo--. La positiva dinámica financiera en este periodo ha llevado a la compañía a mantener sus estimaciones financieras para 2020, al contrario que ha ocurrido en otros sectores a causa de la pandemia. 

6,5% más de ingresos

Los ingresos de Almirall superaron los 247 millones de euros en el primer trimestre de 2020, el 6,5% más que en los mismos meses del ejercicio anterior. La misma tendencia han reflejado las ventas netas de la compañía, impulsadas por los motores de crecimiento, el stock de mayoristas y un impacto positivo en el ingreso diferido. Este indicador se ha alzado un 7,5% hasta alcanzar los 241,3 millones. Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 88,3 millones, un 10,1% más (9,7 a tipo de cambio constante). 

Tras comprobar que ciertos medicamentos, como el paracetamol, podían ayudar a paliar los síntomas provocados por el Covid-19, Almirall aumentó su producción para abastecer al mayor número posible de afectados. Además, también han implementado la producción de geles antibacterianos en Alemania para distribuirlos en hospitales y clínicas. 

Impacto "inevitable" del coronavirus

A pesar de la positiva dinámica que reflejan los indicadores financieros de la farmacéutica, desde la dirección de Almirall no descartan complicaciones a causa de la crisis sanitaria. " Pese a los buenos resultados obtenidos en este complicado inicio de año es inevitable que, como cualquier otra compañía, nos veamos impactados de forma adversa en el segundo trimestre por los efectos del Covid-19", ha destacado Peter Guenter, consejero delegado de Almirall.

Ha reconocido que en la compañía están "satisfechos" por los resultados del primer trimestre, donde se han "alcanzado los objetivos previstos" antes de la pandemia. Para el periodo abril-junio de 2020, la farmacéutica prevé vivir una progresiva normalización del negocio, sobre todo de cara al último mes, en el que se espera que el coronavirus haya entrado en una fase menos expansiva y virulenta.