Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Situación financiera de Barcelona, según el observatorio de Airef

La Airef crea un observatorio para analizar los datos fiscales de los ayuntamientos

El organismo habilita una plataforma interactiva para la consulta de informaciones relativas a ingresos y gastos de las corporaciones locales

2 min

El Ayuntamiento de Barcelona cerró 2019 con una deuda de 782 millones de euros e incrementó a 12 días el periodo de pago a sus proveedores en el tercer trimestre de 2020. Son algunos de los datos que se desprenden del nuevo observatorio diseñado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) que analiza los datos fiscales y financieros de las corporaciones locales españolas.

La Airef ha presentado este jueves el nuevo interactivo que permite clasificar y consultar cualquier información relativa a los diferentes ingresos y gastos de las entidades locales. La plataforma, integrada en la web del organismo fiscal, es de acceso gratuito y se basa en los datos auditados por los ayuntamientos y volcados en el Ministerio de Hacienda.

Comparaciones y análisis de datos históricos

En esta primera fase la plataforma permite comprobar los datos históricos de presupuestos hasta 2010, aunque la Airef ha detallado que próximamente se añadirán sus propias previsiones. Asimismo, también es posible realizar comparaciones entre diferentes ayuntamientos.

En concreto, son más de 20 millones de datos económicos de 8.000 entidades locales. Así, es posible realizar comparaciones, por ejemplo, entre las cuatro ciudades de más de 500.000 y menos de un millón de habitantes, lo que deja ver cómo Zaragoza es el ayuntamiento con más gasto por habitante en prestación de servicios y Sevilla, en personal. Málaga, por su parte, es la que más recursos dedica por habitante a la prestación de servicios básicos.

Si se comparan las dos mayores ciudades españoles, Madrid y Barcelona, se puede observar cómo la primera destinó en 2019 554 millones de euros en gasto social, por los 355 de la capital catalana. Asimismo, Madrid manejaba una deuda de 2.232 millones frente a los 782 de Barcelona, aunque el seguimiento histórico muestra cómo la primera la ha reducido en los últimos años, mientras la última la ha mantenido en el tiempo.