Menú Buscar
Imagen de archivo de la última junta general de accionistas de Aena / EUROPA PRESS

Aena repartirá entre sus accionistas el 80% de los beneficios

La empresa semipública se compromete a retribuir a sus socios con uno de los 'pay out' más altos de la bolsa española durante cuatro años

3 min

Aena, gestor semipúblico de la red de aeropuertos españoles, repartirá entre sus accionistas en concepto de dividendo el 80% de los beneficios, según figura en el plan estratégico 2018-2021 aprobado ayer por su consejo de administración.

Este reparto, extraordinario en el mundo de las empresas cotizadas, supone repetir el pay out del último ejercicio en el que obtuvo unas ganancias de 1.232 millones de euros.

Aumento del 70%

El 19 de abril, la compañía pagó un dividendo de 6,5 euros brutos por acción con cargo a 2017, retribución a la que destinó 975 millones, lo que supone un incremento de casi el 70% frente al abonado el pasado año y el 80% del beneficio neto, frente al pay out del 50% del beneficio establecido inicialmente y que es el más común entre las empresas.

La empresa pública Enaire posee el 51% del capital, mientras el fondo británico TCI (8,29%), y los bancos HSBC (5,249%) y Deutsche Bank (4,39%). Desde su estreno en el mercado, el valor de Aena ha subido de 70 a 166 enteros.

Retorno para el Estado

La privatización del 49% de Aena para su salida a bolsa en 2015 y los dividendos percibidos desde entonces como máximo accionista han supuesto una inyección de más de 5.400 millones para el Estado. En 2017, las arcas públicas se embolsaron 497 millones a cuenta del beneficio, 200 millones más que el año anterior.

El nuevo Plan Estratégico 2018-2021, que Aena prevé presentar el próximo 7 de junio a analistas e inversores, contempla 10 líneas de acción.

Mejorar la plantilla 

Entre ellas, contempla un aumento de los recursos humanos en los dos primeros años del plan, 2018 y 2019, para cubrir los perfiles necesarios y afrontar los nuevos retos y el incremento de actividad derivados del crecimiento de la demanda del tráfico aéreo. En los años siguientes, existe la posibilidad de incorporar nuevos efectivos, sujeto a un análisis posterior que soporte dichas necesidades.

En cuanto al desarrollo inmobiliario, a través de la filial Aena Inmobiliaria, la compañía participará activamente en la promoción de los futuros de desarrollos de los aeropuertos identificando a socios potenciales por tipo de activo y establecerá "un procedimiento transparente de selección", que maximice el valor generado para Aena y que minore los riesgos.