Menú Buscar
Adveo, la empresa de distribución de material de oficina, entra en quiebra

Adveo quiebra tras pedir la banca el vencimiento anticipado de 209 millones de deuda

Los acreedores no han esperado a que la empresa dirigida por Jaime Carbó intentara buscar un inversor durante la fase de preconcurso

13.11.2018 18:46 h.
3 min

Definitivamente, Jaime Carbó, tres años después de llegar al cargo de consejero delegado de Adveo, ha llevado a la quiebra al grupo de distribución de material de oficina.

La empresa, que preside el exministro Luis Carlos Croissier, se ha visto obligada a  solicitar voluntariamente ante el Juzgado de lo Mercantil la declaración de concurso de acreedores tras no lograr un acuerdo de refinanciación de la deuda, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Vencimiento anticipado de la deuda

Esta decisión se produce después de que las entidades emisoras bancarias tenedoras de la totalidad de la deuda financiera de la empresa, BBVA, CaixaBank, Santander, Sabadell, Bankia y Kutxabank hayan comunicado el vencimiento anticipado de una deuda total de 209 millones de euros, incluyendo 172 millones de deuda financiera neta, que, a su vez, incluyen 20 millones de financiación otorgada en agosto y 36 millones de deuda comercial.

Ante esta situación, Adveo ha solicitado la declaración de concurso de acreedores con el fin de salvaguardar los derechos e intereses de sus trabajadores, acreedores y accionistas, así como la gestión continuada del negocio.

23,3% menos de ingresos

Durante los nueve primeros meses del año, el grupo alcanzó una cifra de negocio de 282,4 millones de euros, lo que supone un reducción del 23,3% frente a la del mismo periodo del pasado año.

Esta caída se explica por el impacto negativo del retraso en el proceso de refinanciación de la deuda, que incide directamente en la falta de disponibilidad de inventario que sufre el grupo en la mayoría de sus filiales a lo largo de los últimos meses, en especial en Alemania y España.

Caída del 83% en Bolsa en cuatro meses

Esta situación también ha arrastrado a la compañía a registrar unas pérdidas de 30 millones de euros, recogiendo el impacto de casi nueve millones por efectos extraordinarios.

Este martes, los títulos de la compañía se desplomaron un 6,7% en Bolsa, hasta los 0,48 euros por acción, lo que arroja una caída del 83% desde que alcanzase los 2,8 euros por título en julio tras el anuncio del acuerdo de refinanciación de su deuda.