Los pobres se protegen contra la muerte

En 2015, el 75% de los sepelios de Barcelona tuvo cobertura de seguro, un porcentaje que era del 80% en Nou Barris y del 65% en Sarrià

6 min
Imagen de un entierro, que lo pobres suelen cubrir con un seguro, y la estatua de un cementerio / CG
20.03.2017 00:00 h.

Los pobres se protegen contra la muerte. Los seguros de deceso, que cubren parte o todo el servicio funerario, se han disparado entre los españoles con menos ingresos. La aseguradoras admiten que las contrataciones de pólizas van a más.

"El seguro de deceso es una rara avis en España. Su penetración es mucho mayor en los hogares con menos ingresos. La tendencia es opuesta a la del resto de pólizas --coche, casa, salud o vida--, que las contratan las familias más adineradas, pues a priori tienen más bienes que proteger", explican desde Unespa, la patronal de las aseguradoras.

Según las cifras de la organización, el 38% de catalanes ya tiene su adiós medio o totalmente pagado por una póliza de decesos. La cifra asciende año a año, según los mayores operadores del mercado.

Crecimiento sostenido

En opinión de las principales aseguradoras, este tipo de producto es cada vez más popular. Fiatc, Catalana Occidente, Ocaso y Mapfre y Santa Lucía son las empresas líderes en este terreno.

Una de ellas, Catalana Occidente, arroja más luz sobre la tendencia. "Es uno de los ramos más estables y uno de los seguros no obligatorios con un mayor nivel de contratación en nuestro país", explica un portavoz.

"Pese a la crisis económica que hemos atravesado en los últimos años --continúa--, el seguro de decesos ha logrado crecer e innovar en ofrecer coberturas y prestaciones de valor añadido a sus clientes".

Por su parte, Mapfre reconoce que las primas de seguros de decesos alcanzaron la cifra de 296 millones de euros el año pasado, un guarismo muy similar a la de los dos ejercicios anteriores. La mayoría de nuevos acuerdos, que ya cubren al 49% de la población, los hacen familias sin hijos.

"Irse con todo arreglado"

Según un portavoz de Grupo Ocaso, los españoles valoran "despedirse de sus allegados con su servicio funerario arreglado". Ello es lo que les lleva a contratar un producto de este tipo.

El mismo comercial subraya que las grandes firmas han tenido éxito al diversificar productos y adaptarse a los nuevos tiempos. "Salvo en un caso: la comunidad inmigrante. Aunque se nota un cambio de tendencia, la penetración es menor", admite.

Aun con esta excepción, los operadores han pergeñado productos para una comunidad de tres millones de personas. "Tenemos Asistencia Sin Fronteras, un seguro cuya base fundamental es que Santa Lucía se ocupe de las gestiones necesarias para que aquellas personas que fallezcan en España puedan ser repatriadas y enterradas en su país de origen", recuerda un representante de la enseña.

Más defunciones cubiertas

Todos los factores expuestos redundan en que cada vez más defunciones estén cubiertas por un seguro previo. El informe Estudio de Gasto Funerario en Barcelona, presentado recientemente, arrojaba datos concluyentes en este sentido.

En 2015, el 75,63% de defunciones en la Ciudad Condal estuvieron cubiertas por una póliza contratada por el difunto. La cifra supera en 15 puntos la de 2010.

El distrito con menos renta familiar de Barcelona, Nou Barris, presentaba una tasa de cobertura de casi el 80%. Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts, en la parte alta de la tabla de renta familiar, quedaban por debajo de la media de la ciudad (65,67% y 70,57%, respectivamente).

Población mayor

Las empresas de servicios funerarios, a su vez, ya han detectado la tendencia. "Por un lado, el envejecimiento poblacional. Ello hace que cada vez más defunciones estén cubiertas por este tipo de seguros", explica Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora.

"Por otro lado --abunda--, crece este producto por las nuevas ofertas que ofrecen las aseguradoras. Una de ellas es el seguro de deceso a prima única, que se puede contratar a edades en que no sería posible hacerlo con los convencionales".

Globalmente, la mayor cobertura se produce en la franja de población de 65 a 75 años, agrega Domingo.

Los pobres se protegen

La opinión de empresas funerarias y aseguradoras corrobora esa peculiar tendencia de mercado. Los españoles más pobres se están protegiendo más contra los pagos forzosos a la hora de la muerte.

Unespa recuerda que los seguros de deceso superan la media nacional en los casos de las familias con todos los miembros desocupados (56,98%) y en los hogares donde el sustendador principal no sabe ni leer ni escribir (76,06%).

"Esta tendencia no existe en otros países. Lo cierto es que en España sí tenemos este tipo de pólizas. Tras la crisis económica está aumentando su contratación. Y tiene visos de seguir haciéndolo", remacha el representante de Ocaso.

¿Quiere hacer un comentario?