Gunnebo-Fichet sigue en pérdidas y con ventas a la baja

Su matriz sueca ha tenido que asistirla financieramente

2 min
Web de Gunnebo-Fichet, empresa de sistemas de seguridad, puertas acorazadas y cajas de caudales / CG
Gonzalo Baratech @GBaratech
18.11.2016 00:00 h.

No corren buenos tiempos para la firma Gunnebo España, de Barcelona, conocida por su marca Fichet, de sistemas de seguridad, puertas acorazadas y cajas de caudales. La compañía lleva siete años sumida en números rojos y ocho con facturación menguante.

La acumulación de resultados adversos ha obligado a su accionista, el consorcio sueco Gunnebo, a transferirle recursos de forma reiterada para mantenerla a flote.

La crisis ha desencadenado en Gunnebo España secuelas de particular virulencia. Desde 2007, las ventas de la entidad se han desplomado un 57% y la plantilla se ha recortado de 450 a 240 personas. Las cuentas entraron en números rojos en 2009 y ahí se mantienen.

En 2015, Gunnebo facturó 25,9 millones, con baja del 1,3%, y registró unas pérdidas de 931.000 euros, con alza del 15%. En 2006, cerró la única fábrica que tenía en España, sita en Granollers (Barcelona), dedicada a puertas acorazadas y cajas fuertes.

Fichet se fundó a principios del siglo XX en Barcelona por iniciativa de la familia Morillo y poco después obtuvo licencias de la francesa Fichet. A finales de los años 60 del siglo pasado, la empresa atravesó agobios económicos y hubo de suspender pagos, oportunidad que los franceses aprovecharon para hacerse con la mayoría del capital.

En 1987, la matriz gala Fichet-Bauche cayó bajo el control de Compagnie de Navigation Mixte. Ésta fue engullida luego por el grupo Paribas, que a su vez enajenó la filial en 1999 a la sueca Gunnebo, fabricante de puertas, vallas, sistemas de acceso, salas blindadas y cajas de seguridad.

La filial española está presidida por Morten Noergaard; al consejo pertenece Miquel Valls Maseda, un histórico de la casa, pues ingresó en el máximo órgano de gobierno de Fichet en 1968. Valls es presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona desde 2002.

¿Quiere hacer un comentario?