Menú Buscar

¿De dónde sale el orgullo LGTBI?

La revuelta en el Stonewall Inn de Nueva York en 1969 es el precedente inmediato de la festividad homosexual. Obama declaró el pub Monumento Nacional el año pasado

4 min

El Batallón Sagrado de Tebas fue una de las unidades militares más poderosas de la historia. Estaba compuesto por 150 parejas homosexuales. Fundado por el aristócrata Górgidas y engrosado por notables como Epaminondas y Pelópidas, puso fin al mito de la invencibilidad de Esparta en la batalla de Tegira, en el año 375 antes de Cristo, 95 después de la batalla de las Termópilas, culminación del rígido sistema de control de natalidad y la notable metodología militar espartana que empero les costó la vida a los también trescientos bravos lacedemonios de Leónidas. No obstante, el sacrificio disuadió al persa Jerjes de invadir lo que hoy es Grecia.

La organización guerrera de los tebanos fue glosada por Plutarco, quien aseveró que "un batallón cimentado por la amistad basada en el amor nunca se romperá y será invencible; ya que los amantes, avergonzados de no ser dignos ante la vista de sus amados y los amados ante la vista de sus amantes, deseosos se arrojarán al peligro para el alivio de unos y otros", obligación de la que según el moralista de Queronea estaban exentos los varones vinculados "sólo" por lazos tribales, familiares, políticos o quintos de servicio militar obligatorio.

Los tebanos del Batallón Sagrado, parejas compuestas por un maestro, heniochoi, y un discípulo, paraibatai, dominaron el orbe heleno durante tres décadas, hasta toparse con Filipo II y su hijo, Alejandro Magno, en la batalla de Queronea, donde nacería décadas después Plutarco. Según el antedicho, no hubo supervivientes, pero en excavaciones sobre el terreno sólo se hallaron 254 esqueletos.

El Batallón Sagrado de antes de Cristo podría ser el primer precedente del orgullo homosexual, pero la actual fiesta reivindicativa lesbiana, gay, transexual, bisexual e intersexual (en adelante LGTBI) se remonta más recientemente a la madrugada del 29 de junio de 1969 en el número 53 de la calle Christopher del Greenwich Village de Nueva York, dirección del pub Stonewall Inn. Esa noche y como tenía por costumbre, la policía organizó una redada que salió mal y degeneró en tres días de disturbios en los que las locas apalizaron a las fuerzas del orden. A las pocas semanas de los disturbios, tres revistas marcaban tendencia en los Estados Unidos: "Come Out", "Gay Sunshine" y "Fat Rag".

Hasta ese momento, la homofobia no existía porque no era una palabra, sino lo normal, un constructo moral fundamentado en los imperativos procreativos. Después de 48 años, que es un suspiro histórico, la comunidad LGTBI desfila por las calles de Madrid. El matrimonio homosexual es legal en España desde julio de 2005, cuando el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El Stonewall Inn fue declarado Monumento Nacional por Obama el 24 de junio de 2016. Sin embargo, en más de medio mundo la homosexualidad es perseguida y las agresiones homófobas están a la orden del día en países como España, donde en teoría el amor es libre y el sexo entre adultos también. De ahí la tendencia al gueto, una forma de vivir con naturalidad y procurarse cierta autodefensa.