Menú Buscar
Las políticas de eficiencia energética ofrecen muchas ventajas a las empresas / ARCHIVO

Ventajas competitivas de las políticas de eficiencia energética

Las empresas que avanzan hacia un modelo de economía circular, tienen acceso a subvenciones y ayudas propiciadas por la Unión Europea

10 min

Compatibilizar la protección del medio ambiente y el ahorro de costes en las empresas no solo es posible, sino que debe asumirse como una relación de causa y efecto. El modelo económico lineal usado hasta el momento, cuya filosofía se sustenta en producir, consumir y desechar, incentiva la cultura del despilfarro y, en consecuencia, el deterioro del medio ambiente.

De este modo, avanzar hacia un modelo de economía circular, en el que el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, y en el que se reduzca al mínimo la generación de residuos, representa una ventaja competitiva para las empresas. 

Sostenibilidad y reducción de costes

El responsable de la unidad de Eficiencia Energética y Sostenibilidad de Euro-Funding, Enrique Roca, señala las numerosas iniciativas que las empresas pueden incorporar para hacer su proceso más sostenible y reducir costes. "Una empresa que genere lodos derivados del tratamiento de sus aguas de proceso podría plantearse valorizarlos a nivel energético para poder usarlos como combustible, reduciendo así el consumo de gas natural".

Otro ejemplo es la compra de electricidad de origen renovable. Concretamente, algunas comercializadoras ofrecen electricidad producida exclusivamente a partir de fuentes renovables a un coste similar o incluso inferior al de otras comercializadoras. 

Fondos Europeos

Por otro lado, Rodrigo Sanz, Senior Project Manager del equipo de ayudas y subvenciones de Fondos Europeos explica cómo la Unión Europea está muy concienciada con el cambio climático y la degradación del medio ambiente y por ello han establecido un Pacto Verde Europeo para todos sus países miembros.  

El objetivo de este pacto se focaliza en lograr una economía limpia, con cero emisiones, y proteger el hábitat natural para mejorar el bienestar de las personas, de las empresas y que tome el liderazgo en la acción climática en todo el planeta. "Pretende transformar la economía de la UE en plenamente sostenible, generando un cambio en el modelo social y económico de la Unión Europea, que proporcione al mismo tiempo los recursos económicos que permitan una transición justa", explica Sanz.  

Acciones contra el cambio climático

El Pacto Verde Europeo incluye una serie de acciones para impulsar el uso eficiente de los recursos que abarcan a todos los sectores de la economía y tiene especial hincapié en aquellos que producen más emisiones, como el transporte, la energía o las industrias.

Se calcula que para cumplir los objetivos climáticos establecidos actualmente para 2030 serán necesarios 260.000 millones de euros de inversión anual adicional, por lo que será necesaria la colaboración tanto del sector privado como público y supondrá que al menos un 25% del presupuesto de la Unión Europea tendrá que ir destinado a acciones contra el cambio climático. La Comisión Europea pretende ser aún más ambiciosa y rebajar las emisiones en un 50-55% para el año 2030.

Agendas estratégicas europeas

Las prioridades temáticas más importantes en materia energética, medioambiental y de sostenibilidad de los recursos asociados a este pacto se alinean con las principales agendas estratégicas europeas y de manera muy resumida se listan a continuación:

  • La producción y el uso de energía supone más del 75% de las emisiones de efecto invernadero de la Unión Europea, por lo que el objetivo es descarbonizar este sector y priorizar el uso de energías limpias y renovables gracias a la modernización de las infraestructuras y la promoción de la eficiencia energética y ecológica.

  • Industria sostenible: tan solo el 12% de los materiales utilizados procede del reciclaje y supone el 20% de las emisiones de la UE. La Estrategia Industrial de la Comisión Europea, incluida en este Pacto Verde, señala que las empresas recibirán ayudas para modernizar sus procesos y se estimulará la producción circular y que genere 0 emisiones. Serán claves los avances en los sectores textiles, electrónicos, plásticos y de la construcción.

  • Renovación y construcción eficiente de los edificios para mejorar la eficiencia energética, ya que actualmente suponen el 40% del consumo de energía, para ello se propondrá una iniciativa de renovación para desarrollar nuevas posibilidades e invertir en la eficiencia energética de los edificios.

  • Movilidad sostenible: la Comisión Europea propone y promueve el uso de transportes –públicos y privados- más limpios, eficientes y sanos. El objetivo es reducir las emisiones emitidas por coches, transporte marítimo y aéreo, para lo que se acabarán con las ayudas para combustibles fósiles y se invertirá en el desarrollo de alternativas.

Nueva propuesta legislativa

Montserrat Cotelo cuenta con más de 15 años de experiencia en dirección de proyectos globales de mejora continua en Euro-Funding. Dentro de este nuevo Pacto hace mención especial a las nuevas especificaciones de envases. Explica que está en marcha para el próximo año 2021 una propuesta legislativa para reforzar los requerimientos esenciales de producto y reducir el sobre-envasado.

No solo se basarán en el peso o el material, sino que también tendrán en cuenta la capacidad de reciclaje, durabilidad, reparabilidad y reutilización

Medidas climáticas

Un ejemplo de medidas puestas en marcha por las empresas son las que pretenden disminuir la huella de carbono como el aligeramiento material (bajo carbono), los materiales de base biológica o de bajo impacto, la conversión de material de vidrio y latas y la implantación de programas para reducción de Gases de Efecto Invernadero.

Cotelo también explica que hay otras empresas que pretender aumentar la reciclabilidad del producto a través de mejorar la reciclabilidad de la infraestructura existente y emergente, evolucionando a monomateriales reciclables o retirando la lámina delgada de aluminio, PET, PA, PVC, PVDC, etc. en packaging flexible de multicapa.

Nuevas tecnologías

Para explorar la compostabilidad y biodegradabilidad de los envases de plástico, las empresas exploran nuevas tecnologías e investigan aplicaciones para la biodegradabilidad y para facilitar el compostaje de desperdicios de alimentos.

Por último, las empresas que pretenden aumentar el contenido reciclado posterior al consumidor, amplían las aplicaciones para reciclado, exploran tecnológica y asociaciones, garantizan el cumplimiento normativo (por ejemplo, contacto con alimentos) y desarrollan opciones de reciclaje posconsumo a partir del reciclaje avanzado / químico.

Penalizaciones 

En lo que respecta a la legislación española, están penalizando mucho a las empresas por no alinearse con la compra sostenible o visto de otra forma favoreciendo el uso de material reciclable.

Como ejemplo, existe la ECOTASA PET PE que ha subido este año 2020 un 57% con respecto al año anterior, si comparamos esta ecotasa con la de monomaterial PE vemos que la diferencia es de un 70% que llevado a coste de producto puede suponer un ahorro del 9% s/total.

Proyecto Clima

Por último, conviene señalar la existencia de subvenciones con efecto incentivador que permiten a las empresas españolas rentabilizar proyectos de eficiencia energética y sostenibilidad. Un buen ejemplo son los Proyecto Clima (enfocados a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero) y las ayudas para la mejora de la eficiencia energética otorgadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Asimismo, existen ayudas autonómicas para el fomento de la economía circular y la reducción de residuos. Otras son las inminentes ayudas para generación de energía térmica y eléctrica procedente de fuentes renovables. En estas se dará un importante impulso tanto en el sector industrial como residencial, utilizando distintas fuentes energéticas como el biogás, la biomasa, eólica, hidráulica, geotermia, aerotermia, hidrotermia, solar térmica y fotovoltaica.