Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Ayuntamiento de Pont de Vilomara contrata seguridad privada después de que los vecinos denunciara intentos de robo en las casas afectadas / LORENA SOPÊNA - EUROPA PRESS

Los vecinos del Pont de Vilomara, en alerta: denuncian intentos de robo en las casas calcinadas

El ayuntamiento confirma que ha contratado a una empresa de seguridad privada para vigilar la urbanización River Park, una de la más afectadas por el fuego

3 min

Los vecinos afectados por el incendio del Pont de Vilomara, que afectó a 47 viviendas, tienen una nueva preocupación. A la pérdida de su casa y sus pertenencias se suman ahora los intentos de robo en los inmuebles que resultaron dañados por el fuego.

El Ayuntamiento del Pont de Vilomara confirma que ha recurrido a una empresa de seguridad privada para evitar que los ladrones se aprovechen de la situación de vulnerabilidad para saquear las casas calcinadas. En concreto, el consistorio ha reforzado la seguridad de la urbanización River Park, la zona más golpeada por el fuego que arrasó 1.700 hectáreas.

Fuerzan la puerta de una casa

Los Mossos d’Esquadra también han reforzado su presencia en la zona, según indican fuentes del cuerpo, que aseguran que patrullan las calles de las urbanizaciones para evitar posibles pillajes. No obstante, descartan que se hayan producido, por el momento, robos o hurtos en las viviendas afectadas. “Si se está pasando, no nos están informando ni lo han denunciado”, aseguran.

No obstante, la policía autonómica sí confirma que este jueves recogieron la denuncia de un vecino que alertó de un intento de robo en su domicilio. Los presuntos ladrones forzaron la cerradura de la puerta principal, aunque no consiguieron entrar al interior de la vivienda.

Vista de la urbanización de River Park afectada por el fuego en Pont de Vilomara, Barcelona / Lorena Sopêna - EUROPA PRESS
Vista de la urbanización de River Park afectada por el fuego en Pont de Vilomara, Barcelona / Lorena Sopêna - EUROPA PRESS

Una plantación de marihuana

Además de este hecho, desde Mossos d’Esquadra confirman que el incidente que pudo poner "en alerta" a los vecinos, fue el hecho de que una de las patrullas detectó a tres jóvenes el miércoles merodeando por las inmediaciones de una de las casas de esta urbanización de Pont de Vilomara. Cuando los hombres advirtieron la presencia de los agentes, huyeron corriendo del lugar.

En la casa se localizó un cultivo de 1.000 plantas de marihuana, confirman los Mossos, que han abierto una investigación para dar con los responsables. “Los jóvenes estarían relacionados con la plantación, no con un hurto”, aseguran.