Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada del TSJC, que ha ratificado la sentencia contra la Subdirección de RRHH por vulnerar el derecho de los Mossos durante la pandemia / EUROPA PRESS

El TSJC condena a la Subdirección de RRHH por vulnerar el derecho de los Mossos durante la pandemia

El tribunal ratifica la condena de una sentencia del Juzgado de Girona y condena a administración por no proteger a un agente de tráfico

2 min

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha ratificado la sentencia del Juzgado Contencioso de Girona, ganada por los servicios jurídicos de USPAC, y confirma la condena a la administración por no proteger a un agente de tráfico de Girona durante la pandemia. Por estos hechos, tendrán que indemnizarlo con 2.000 euros.

El agente, que tenía diversas patologías crónicas, no pudo confinarse como el resto de funcionarios públicos, como los bomberos o el personal facultativo y de administración.

Vulneración de su derecho a la salud

La sentencia establece que la Subdirección General de Recursos Humanos vulneró los derechos fundamentales a la vida y a la integridad física del funcionario así como a la dignidad y la igualdad en el trato de otros trabajadores y que se vulneró su derecho constitucional a la salud “ya que ante la primera y sucesivas peticiones mostró una pasividad inexcusable poniendo en riesgo la salud del solicitante”.

En un comunicado emitido este lunes, el sindicato USPAC reivindica que las medidas cautelares ganadas por sus servicios jurídicos a principio de la pandemia, como la no incorporación al trabajo sin una test Covid negativo, fueron esenciales para la protección de los agentes. Sin embargo, el sindicato recuerda que Brauli Duart y SAP-FEPOL comparecieron ante los tribunales en defensa del Departamento.

Segunda condena contra Interior

Después de que la Sala Social del TSJC condenada por primera vez al Departamento de Interior por la vulneración de derechos en materia de riesgos laborales, ahora la Sala de Contencioso Administrativa ha vuelto a condenarlo, esta vez, por violar los derechos fundamentales de los trabajadores.