Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bomberos en las tareas de extinción del incendio de Artesa de Segre / EFE - Ramon Gabriel

Los tres incendios de Cataluña calcinan 1.600 hectáreas y siguen activos

En Artesa de Segre, los municipios de La Clua y Alòs de Balaguer tienen algunos accesos cerrados por carretera y se han habilitado 100 camas para los desalojados en el pabellón municipal

5 min

Los Bomberos de la Generalitat trabajan en la extinción de tres incendios forestales simultáneos en Cataluña que han calcinado ya 1.600 hectáreas en Artesa de Segre y Castellar de la Ribera (Lleida) y Corbera d'Ebre (Tarragona), coincidiendo con una ola de calor extremo.

Los esfuerzos de los Bomberos se han concentrado en la extinción del incendio de Corbera y Castellar, así como en confinar el de Artesa de Segre --donde han ardido un millar de hectáreas--, con todos los dispositivos activos y la perspectiva de cerrar parques naturales.

Todos los fuegos siguien activos

En el incendio de Corbera d'Ebre han trabajado 49 dotaciones (47 terrestres y dos aéreas), en Castellar de la Ribera 57 dotaciones (49 terrestres y 8 aéreas) y en el de Artesa de Segre 59 (57 terrestres y 2 aéreas).

Los tres grandes incendios forestales siguen activos y las elevadas temperaturas de este jueves complican el trabajo de los equipos de extinción, que cuentan con efectivos de las Agrupaciones de Defensa Forestal, Protección Civil, Mossos d'Esquadra y la ayuda de agricultores y efectivos de Cruz Roja.

Ayuda de la UME del Ejército

Parte de los efectivos de la Unidad de Militar de Emergencias (UME) que ayudan en la lucha contra los incendios en Cataluña --319 en total-- se han destinado al que afecta a Castellar de la Ribera (Lleida) por las dimensiones que está adquiriendo, según ha explicado delegada del Gobierno en Cataluña, Maria Eugènia Gay.

En Artesa de Segre, la UME ha desplegado un subgrupo táctico de la unidad con 120 militares; en esta misma zona, el ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha desplegado dos aeronaves anfibias de 5.500 litros.

Vienen "horas críticas"

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha recordado que "todos los dispositivos continúan activos" y ha subrayado que vienen "unas horas especialmente críticas e importantes en el punto de máximo calor", por lo que ha vuelto a pedir "prudencia" y "disciplina" a los ciudadanos.

Elena, que ha visitado el operativo contra incendios de Lleida, ha indicado que "el plan Alfa no se aplicará de forma generalizada cerrando todos los espacios naturales, pero sí que se cerrarán los que se tengan que cerrar, analizando la temperatura, el riesgo y la simultaneidad de los incendios".

Esperan estabilizar el de Corbera d'Ebre

El jefe operativo de los Bomberos, David Borrell, ha explicado esta mañana que no estaban encontrando demasiadas dificultades en el incendio de Corbera d'Ebre, que va "progresando adecuadamente" y esperan que pueda darse como estabilizado próximamente.

El jefe del operativo de Bomberos ha señalado también que se sigue con el plan previsto diseñado por la mañana, que prevé que los efectivos sigan trabajando hasta las 22:00 h de esta noche para tratar de estabilizar dos de los incendios y confinar el tercero.

La situación de los otros dos

Sobre el incendio de Castellar de la Ribera, Borrell ha destacado que se trata de un incendio "potencialmente grande" y que la "estrategia es estabilizarlo" durante el día de hoy para evitar que se complique más aún.

El responsable ha explicado que para las labores de extinción de este incendio cuentan con un gran despliegue de medios aéreos, aunque es especialmente difícil atacarlo al tratarse de varios focos secundarios más allá del principal.

En cuanto al incendio de Artesa de Segre, Borrell ha asegurado que la idea es confinarlo y mantener controlado el flanco derecho del fuego para limitarlo a una superficie de 5.000 hectáreas, mientras que el izquierdo sigue quemando.

Más conatos en otros puntos

Borrell también ha explicado que se están vigilando pequeños conatos de incendio en otros puntos del territorio para evitar que adquieran virulencia y que generen una situación todavía más compleja.

En el caso de Artesa de Segre, los municipios de La Clua y Alòs de Balaguer tienen los accesos cerrados por carretera desde Artesa y Baldomar.

Además, han habilitado en el pabellón municipal de esta localidad 100 camas facilitadas por Cruz Roja y ocho habitaciones en el hostal Muntanya, para acoger a las personas evacuadas de diferentes casas aisladas, entre ellas los 54 menores evacuados del Centro de Acogida de Menores de Cal Petit.