Menú Buscar
Vista de la Ronda Litoral de Barcelona con los carteles informativos de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) de Barcelona / EFE

Transporte público, ZBE y acceso a la vivienda, las principales quejas a la Síndica de Greuges

El organismo emprende una actuación de oficio sobre el estado de los pisos compartidos en Barcelona, mientras critíca que la campaña informativa de la Zona de Bajas Emisiones "empezó demasiado tarde"

2 min

El transporte público, la Zona de Bajas de Emisiones (ZBE), el medioambiente o la vivienda han protagonizado las principales quejas recogidas por la Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà. Según el informe anual de 2019, presentado este viernes, se han llevado a cabo 3.678 actuaciones de las que 340 han tenido relación con la circulación en la ciudad.

El número de quejas recibidas por el transporte público o la circulación se ha duplicado respecto al 2018, pasando de las 164 a las 340 en 2019, y además de la ZBE, que ha protagonizado 149 actuaciones, también están las relacionadas con las obras de la Línea 1 de Metro y la nueva red ortogonal de autobús.

Quejas por contaminación y vivienda

En segundo lugar se encuentran las quejas relacionadas con el medioambiente, que alcanzan 191 tramitaciones. En este ámbito se encuentran quejas por contaminación acústica, que crecen el 50%, seguidas de la problemática en el acceso a la vivienda, que también han aumento un 50%, pasando de 110 en 2018 a 160 en 2019.

Sobre el acceso a la vivienda, Vilà ha detallado que la Mesa de Emergencia Social ha recibido un total de 486 solicitudes nuevas, frente a las 614 atendidas en 2018, y actualmente hay 612 unidades familiares en espera, 146 más que en enero de 2019.

Estudio de la vivienda compartida

Ante esta situación, la Síndica ha abierto una actuación de oficio con el objetivo de conocer mejor la realidad de la vivienda compartida en Barcelona y su adecuación a los estándares internacionales, porque cree que "hace años que se debe corregir".

En lo que respecta a la ZBE, la Síndica ha detallado que la campaña de información a la ciudadanía "empezó demasiado tarde" y ha celebrado la finalidad de la medida porque se deben impulsar acciones para minimizar los daños que la contaminación puede generar en la salud humana, ha señalado.