Menú Buscar
Imagen de una tormenta solar. /Wikimedia/Originalwana

Una tormenta solar podría golpear la Tierra; ¿hay qué preocuparse?

El término 'tormenta solar' puede asustar al pensar en llamaradas de fuego, pero ¿podría pasar eso de verdad?

3 min

Una tormenta o explosión solar o geomagnética podría golpear la Tierra según ha previsto el Space Weather Prediction Centre de Estados Unidos. Esta consiste en una perturbación del campo magnético de la Tierra a causa del viento solar, un choque de partículas liberadas de la atmósfera del sol.

La alerta llegó debido a la llegada de una corriente de alta velocidad de estas partículas. Ante este fenómeno meteorológico surgen siempre las mismas preguntas: ¿hay que preocuparse?, ¿son peligrosas?

En esta ocasión, esta tormenta solar ha sido calificada como menor por lo que no hay riesgo. Además, estos acontecimientos son bastante comunes, pero la atmósfera y el campo magnético de la Tierra protegen al planeta. De hecho, la NASA ya explicaba en 2013 que las tormentas solares no son lo que algunas personas imaginan: una gran llamarada destruyendo el mundo.

tormenta solar 2

Representación de cómo sería una llamarada o fulguración solar

Riesgos y consecuencias de una tormenta solar

Las tormentas magnéticas que tienen lugar en la superficie del sol pueden provocar fulguraciones o llamaradas solares. Consisten básicamente en una explosión intensa de radiación solar que suele durar minutos y que son las que se emiten cuando hay una tormenta solar. Cuando esto ocurre, son diferentes los efectos que pueden provocar sobre el planeta Tierra, según explican organismos como la NASA:

  • Fluctuaciones leves sobre la red eléctrica, aunque esto es poco probable en una tormenta menor como la que podría ocurrir esta semana.
  • Los satélites que orbitan alrededor de la Tierra podrían ser dañados.
  • Los mamíferos marinos podrían ver afectadas sus brújulas internas con las que se guían y podrían aumentar los animales varados.
  • Las ondas de radio de alta frecuencia pueden verse afectadas y degradadas.
  • La visibilidad y brillo de las auroras boreales podría verse aumentada.
  • Los astronautas que se encontrasen en la Luna podrían sufrir daños si es lo suficientemente fuerte y no están protegidos y a cubierto.
Destacadas en Vida