Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los doctores durante la operación que ha llevado a cabo el Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona / CEDIDA

Sant Joan de Déu realiza la primera operación de escoliosis en España con realidad aumentada

Una joven bilbaína de 16 años ha sido la paciente que se ha beneficiado de esta “novedosa tecnología”, que ayuda a introducir en “el lugar preciso” de la columna el 94% de los tornillos

2 min

Un equipo del Servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha realizado por primera vez en España una intervención de escoliosis con realidad aumentada, según ha informado el centro a través de un comunicado.

La paciente que se ha beneficiado de esta “novedosa tecnología”, llamada ClarifEye y desarrollada por Philips, es una joven bilbaína de 16 años. La niña sufría esta enfermedad con una curvatura de 70 grados en la columna vertebral que la obligaba a caminar inclinada hacia un lado.

Imágenes en tiempo real

Las personas que presentan una desviación “tan pronunciada” pueden sufrir también dolor severo de espalda, insuficiencia respiratoria, cardíaca y problemas de comprensión medular.

Gracias a la realidad aumentada, los cirujanos ortopédicos disponen de imágenes de la zona que se está interviniendo fusionadas en tiempo real con otras de la planificación de la cirugía. Con esta yuxtaposición de imágenes, el cirujano puede llevar a cabo la operación según lo planificado.

Un 94% de precisión

De este modo, se pueden introducir en “el lugar preciso” el 94% de los tornillos que tienen que colocar en la columna del paciente para corregir la curvatura. Y es que, hasta ahora, los cirujanos empleaban la llamada técnica manos libres, que consiste en tomar referencias anatómicas y hacer palpaciones con ayuda del instrumental quirúrgico para determinar dónde hay que colocar cada tornillo.

No obstante, mediante esta técnica se estima que entre un 20 y un 40% de los tornillos se colocan “de manera no tan precisa”. Por tanto, con la nueva tecnología este porcentaje desciende hasta el 6% y reduce el riesgo de reintervención.