Menú Buscar
El portavoz del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), Josep Maria Soto / EP

Salud habilita 180 camas del Hospital General de Catalunya para enfermos de Igualada

La consejería que dirige Alba Vergés oxigena los centros sanitarios de la Conca d'Òdena ante la avalancha de enfermos por coronavirus

3 min

El Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, encabezado por Alba Vergés, ha habilitado 180 camas en el Hospital General de Catalunya para pacientes de Igualada (Barcelona) a fin de "disminuir la presión" por el brote de coronavirus en la zona confinada de la Conca d'Òdena.

En una rueda de prensa telemática, el portavoz del Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM), Josep Maria Soto, ha explicado que esta medida es "un balón de oxigeno para controlar la presión" hospitalaria en Igualada y ha concretado que las 180 camas podrán emplearse en derivaciones a cualquier nivel de patología del enfermo, ya sea por ingreso convencional o en unidades de críticos.

Refuerzo y reordenación

Asimismo, ha explicado que han contratado a 23 profesionales de refuerzo en la zona de Igualada como medida "excepcional": 5 médicos, 11 enfermeras y 7 técnicos asistenciales. Del mismo modo, ya han derivado a diez enfermos al Hospital General de Catalunya.

Por su parte, la gerente del Institut Català de la Salut (ICS) en Cataluña Central, Anna Forcada, ha asegurado que aprovechan la situación para reordenar y optimizar los centros de atención primaria (CAP) de la zona confinada. Persiguen con ello que todo el mundo esté bien atendido y tenga otro recurso sanitario donde ir.

El origen del brote de Igualada

Forcada ha destacado la coordinación entre el SEM, el ICS y el Hospital de Igualada y ha explicado que el CAP Vilanova acogerá las consultas pediátricas y la atención a la salud sexual y reproductiva, en el marco de la reordenación de la atención primaria. Ha sostenido que el personal de atención primaria se está reorientando, formando y "trabajando muchísimo" para hacer una atención más resolutiva y descongestionar, tanto de forma presencial como no presencial.

Hay que recordar que Igualada es una de las zonas más afectadas por el coronavirus en Cataluña. Si bien la primera versión de Govern señalaba a una enfermera como propagadora del virus en la ciudad y alrededores, las últimas informaciones desvelan que varios empresarios del cuero igualadinos viajaron a una feria de Milán cuando la enfermedad ya estaba causando estragos en Italia.