Menú Buscar
Una foto de archivo de varios aviones de Ryanair

Ryanair cancela 400 vuelos en España el 25 y 26 de julio

La aerolínea irlandesa ya ha comunicado a sus clientes la imposibilidad de volar por una "huelga innecesaria por parte de nuestra tripulación de cabina"

3 min

Ryanair ha anunciado oficialmente este miércoles que no volará los días 25 y 26 de julio debido a la huelga convocada por su tripulación de cabina. De todos los vuelos previstos para esas fechas, cancelará 600, de los cuáles 400 corresponden a aeropuertos españoles, algo que supone el 24% del total y que afectará a 50.000 pasajeros que tenían previsto viajar desde o hacia España esos dos días.

Tras desestimar cualquier acuerdo entre la compañía y los trabajadores, la aerolínea irlandesa ha hecho oficial la decisión y ya se ha puesto en contacto con los pasajeros afectados. Con la huelga de tripulación de cabina confirmada, que la compañía considera "innecesaria", miles de pasajeros deberán encontrar otro modo de llegar a sus destinos.

España, Portugal y Bélgica

La aerolínea ha ofrecido a través de correos electrónicos y mensajes de texto el reembolso del importe del billete a todos sus clientes o la reubicación en otro vuelo en fechas previas o posteriores al vuelo inicial. Además de los 200 vuelos diarios cancelados en España, Portugal y Bélgica también notarán los efectos de los paros. 

En el país luso, se cancelarán un 27% de los movimientos (50 de los 180 diarios). En Bélgica, un 31% de los trayectos previstos no se llevarán a cabo, lo que supone 50 de los más de 160 vuelos al día. En total, esto significa que 600 vuelos en toda Europa se verán afectados, un 12% del total. Esto significa que, en los dos días, 100.000 pasajeros tendrán que encontrar una alternativa. 

El resto volarán

La aerolínea ha explicado que el resto de trayectos del miércoles y jueves hacia o desde Bélgica, Portugal o España --los países a los que afectan los paros-- y cuyos pasajeros no hayan recibido ninguna notificación, podrán contar con que su vuelo se operará con normalidad y deberán hacer el check-in siguiendo el procedimiento habitual.

Sin embargo, los sindicatos dudan de esas estimaciones ante la falta de personal prevista para esos dos días. De hecho, el Gobierno tiene problemas para encontrar una fórmula para aplicar los servicios mínimos. Y es que los 1.800 tripulantes de Ryanair tienen un contrato irlandés y, por tanto, no se les aplica la legislación española.

Los trabajadores dudan de las cifras que ha ofrecido Ryanair, que no ha facilitado un listado con todos los vuelos cancelados. Unas 150.000 personas dependen de si se cumplen finalmente los servicios mínimos establecidos por el Ministerio de Fomento. Desde la aerolínea aseguran que han contratado a personal extra para cubrir el servicio de atención al cliente.