Menú Buscar
El presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en el Congreso / EUROPA PRESS

Ruegos y súplicas para que Sánchez no repita elecciones

El País y La Razón advierten al presidente en funciones de que el vuelco a favor de la derecha es posible. ERC copa las entrevistas dominicales. Los insultos de Dedéu a Eva Granados

15.09.2019 10:04 h.
22 min

Pánico en las baronías socialistas, angustia y pavor ante la repetición electoral. El PSOE confía en Pedro Sánchez, claro, pero al partido, bases, dirigentes y afines mediáticos, se le encoge el alma ante el triple salto mortal con tirabuzón que se dispone a ejecutar el presidente en funciones si nada ni nadie lo remedia/impide. El País está en ello. El diario de Prisa rema con todas sus fuerzas en contra de las cataratas electorales, pero el bello Pedro se ha enrocado en su no a Iglesias. Ha comprado la apuesta por los comicios del gurú Redondo. 

El titular de portada del referido El País es harto elocuente: "Vértigo en las últimas horas antes de una nueva llamada a las urnas". Hay un cierto tono catastrófico en la crónica de Carlos E. Cué, que arranca así: "Quedan solo 48 horas para llegar al precipicio, pero nadie mueve un dedo para evitar la caída. El vértigo es creciente en el PSOE y Unidas Podemos, pero nadie está dispuesto a ceder más, señalan en las cúpulas de las dos formaciones. Si nada lo impide antes del martes, cuando Pablo Iglesias y Pedro Sánchez tienen la cita con el Rey, España irá a otras elecciones el 10 de noviembre y afrontará así cuestiones clave como un Brexit duro, la sentencia del procés o la desaceleración económica con un Gobierno en funciones y sin saber si las urnas resolverán algo o repetirán la situación".

En las tripas del texto se aventura la posibilidad de un vuelco a favor de la derecha. Y se citan precedentes: "Nadie puede desconocer los riesgos. Todos manejan datos estadísticos, que como mucho auguran una ligera mejoría para el PSOE y un poco de caída para Podemos. Pero si la desmovilización es mucho más fuerte en la izquierda que en la derecha, el resultado podría cambiar radicalmente. Los expertos en encuestas ven claro el riesgo. “Todo apunta a día de hoy a que habrá una importante desmovilización electoral, especialmente entre los jóvenes. La abstención podría subir 10 puntos”, señala Belén Barreiro, directora de 40dB. “Sinceramente creo que el PSOE se arriesga demasiado. Lo normal es que le salga bien la jugada el 10 de noviembre pero también a Santos, Cameron, May y Renzi les iba a salir bien”, ironiza Narciso Michavila, presidente de GAD3, recordando otros dirigentes políticos que protagonizaron sonoros fracasos en las urnas pese a tener encuestas favorables. Hay muchos más casos, y en España se recuerda uno reciente: Artur Mas, que convocó las elecciones en 2012 para reforzar su mayoría pero perdió 12 escaños y quedó en manos de ERC".

En parecida línea se manifiesta La Razón, que avizoraba un atisbo de cambio si se producen determinadas circunstancias. "El vuelco a la derecha es posible el 10-N". La portada del diario de Planeta es una de cal y otra de arena para sus lectores tipo. Por un lado, la posibilidad de un cambio. Por otro, el careto de Gabriel Rufián como protagonista de la entrevista dominical.

portada la razon 15 septiembre
Portada de 'La Razón' del 15 de septiembre de 2019

Por partes. El vuelco electoral. Tal hipótesis viene fundada en un texto de Carmen Morodo sobre los vaivenes de las masas electorales: "En el contexto actual, las cuentas dicen que el vuelco el posible. La extrapolación de las últimas series electorales indica que bastaría con que se volviera a dar la participación de las elecciones de junio de 2016, que resultaron de la repetición de las generales de diciembre de 2015 también por el bloqueo político. Si esa participación de la primera repetición electoral se mantiene, y es a favor de la derecha, mientras que la izquierda se queda en casa por la frustración de la gestión de los resultados de abril, no superando los diez millones de votos, el centro derecha podría gobernar simplemente con mantener sus propios resultados".

Abunda Morodo: "Según un estudio de NC Report, tomando como referencia la encuesta publicada por La Razón el 2 de septiembre y la comparativa con los resultados del 28-A, PP, Ciudadanos y Vox deberían retener los 11,5 millones de votantes para que el vuelco sea una realidad. Los datos apuntan a un reajuste en el centro derecha en favor del PP, como ya se avanzaba en las encuestas publicadas por este periódico en los meses de agosto y septiembre. Aplicando el precedente de la anterior repetición electoral, las izquierdas perdieron el 13 por ciento de sus votantes. Dejar a las izquierdas en los 10 millones de votos es justamente considerar que como en 2016, mantendrán también la fidelidad el 87 por ciento de sus votantes".

En suma y en síntesis, si el PP, Ciudadanos y Vox consiguen más escaños que PSOE, Podemos y los partidos nacionalistas/independentistas, los antedichos PP, Cs y Vox habrán ganado las elecciones. Sin embargo, las encuestas persisten en predecir que se quedará todo más o menos como está. Este domingo es El Independiente quien solaza a sus lectores con un sondeo que dice lo siguiente: PSOE, 125-130 (29,8%); PP, 5-80 (18,4%); Unidas Podemos, 40-45 (14,6%); Ciudadanos, 35-40 (13,3%); Vox, 20-25 (10,2%), Otros, 13,6%

El análisis es de Carmen Torres, que escribe: "Las elecciones del 10 de noviembre no supondrían una modificación sustancial del mapa político actual y no resolverían la situación de bloqueo y desgobernabilidad que sufre España, según los resultados del sondeo de DYM para El Independiente-Prensa Ibérica, que ofrecen pocas variaciones sobre la situación política surgida de las urnas el pasado 28 de abril. Ni el PSOE arrasa, como vaticina el CIS de José Félix Tezanos, ni Unidas Podemos termina de hundirse ni el PP acaba con Vox. Sólo Ciudadanos sufre un retroceso destacado de un 2,6% de voto mientras que las diferencias en los resultados del resto de partidos no llegan al 2%".

Entrevistas dominicales. En El Confidencial, Paloma Esteban interroga a Albert Rivera, que no teme a las encuestas ni a lo que llama "establishment" bipartidista y que, denuncia, está empeñado en que Ciudadanos se quede en partido bisagra. Ahí va una pregunta con la consecuente respuesta sobre el estado de ánimo de los naranjas:

"P. Si hay repetición, ¿temen perder espacio electoral? Ya les ocurrió 2016 y las encuestas apuntan a eso.
R. Si algo he aprendido en estos años es que en vez de encuestas hay que mirar los votos. Mis últimas encuestas, por decirlo de alguna manera, son las elecciones. Por ejemplo, las de Andalucía, donde pasamos de 9 a 21 escaños y, por fin, gobernamos. El 28 de abril pasamos de 32 a 57 diputados y, en las últimas elecciones, Ciudadanos pasó de 1.500 concejales a 3.000 y gobernamos en 4 comunidades autónomas y 400 capitales. Nosotros cada vez que abrimos las urnas nos hemos llevado una buena noticia. Ahora creo que volvería a pasar lo mismo. Pero, siendo muy humilde, nadie puede hacer cábalas. Yo creo que hacer cábalas hoy con encuestas de lo que pasará el 10 de noviembre es imprudente para cualquiera. Ya hemos visto cómo cambian las cosas.
En todo caso, quien vaya con la calculadora electoral para decidir si forma Gobierno o no, y qué actitud tiene la oposición, se va a equivocar. La calculadora permanente es un error, convocar elecciones con la calculadora no se ha demostrado muy útil. Recuerdo a Artur Mas con 62 escaños (le faltaban 6 para la mayoría absoluta), convocó elecciones anticipadas y pasó a tener 50. El segundo ejemplo es Theresa May y, el otro, Cameron con el referéndum del Brexit. Yo vaticino que si Sánchez convoca elecciones para llevar al país al bloqueo... le puede salir caro".

Así pues, coincide con El País. Más entrevistas. En el ABC, José Luis Jiménez se encarga de hacerle preguntas a Alberto Núñez Feijóo, el presidente gallego, partidario de una coalición a la alemana. El titular interior es que "«Lo lógico es que Sánchez ofreciera a Casado o coalición o pacto de legislatura»". En la tapa, el enunciado es: "Si tuviéramos hombres de Estado en vez de políticos adolescentes, podría haber gobierno de coalición". 

Núñez Feijóo pertenece a esa categoría de políticos que miran para atrás. Ahí van dos ejemplos: 

"P. ¿Qué ve más perjudicial para España, una coalición PSOE-Podemos o repetir elecciones?
R. Creo que ocurra lo que ocurra, esta será una legislatura fallida, la del gran fracaso del candidato Sánchez. ¿Qué es lo peor? No me gusta pensar en lo peor, sino en qué es lo mejor. Lo mejor hubiera sido que no se hubiera producido la moción de censura, que Rajoy hubiera seguido y hoy estaríamos en una situación mejor.
P. Es usted el único en su partido que habla de «gran coalición» con Pedro Sánchez. ¿Es esto siquiera imaginable?
R. Sí, sí. Si en España no tuviésemos una serie de políticos adolescentes a los que les hemos dado un Ferrari de 47 millones de pasajeros y están a punto de estrellarlo, si tuviésemos hombres de Estado, estoy seguro que podría haber un Gobierno de coalición. Es más; si Rubalcaba no hubiera dimitido después de las elecciones que ganó Rajoy, y en 2015 hubiera sido candidato, en España habría habido Gobierno de coalición. Si el candidato fuera un hombre de Estado, lo lógico es que llamara al presidente del PP y le ofreciera no cosas extrañas, sino lo que Rajoy le ofreció a Pedro Sánchez, o coalición o pacto de legislatura. Esto llenaría de confianza a los españoles".

Por lo demás, ERC triunfa en los medios este domingo. Decíamos que Rufián sale en La Razón. Le entrevista Toni Bolaño. El dirigente republicano se muestra ufano, optimista y esperanzado. El futuro es suyo, la sentencia del Supremo les favorecerá, el partido está ganado y Junqueras es la pera. Extracto:

"P. Sólo les unen los presos y la sentencia. A partir de ahí no están intentando discernir quién es el partido hegemónico, cuál es la hoja de ruta y quiénes serán los nuevos liderazgos. ¿Éste no es el problema?

R.  Al revés. Aquel que crea que metiendo 15 años de cárcel a Oriol Junqueras esto se para, o miente, o tiene una enorme miopía sobre la situación catalana. El republicanismo catalán no saldrá debilitado de la sentencia, saldrá fortalecido.
P. Habrá manifestaciones tras la sentencia y, una vez pase la protesta en la calle, ¿cuál es la hoja de ruta?
R. Después de la sentencia, fortalecer las instituciones más que nunca, ser más que nunca. Deberíamos de hacer una reformulación electoral, ser capaces de aglutinar a gente de los Comunes, del PSC o de las CUP y, sobre todo, tener un consenso programático de cara a encontrar soluciones legales en Cataluña, y en Madrid, de cara a la situación de prisión de nuestros compañeros. Creo en un acuerdo programático de todas las fuerzas independentistas y soberanistas, aglutinando a gente más allá del independentismo, para intentar encontrar una solución para que el Estado reconozca que el proceso es absolutamente alegal y que no tiene sentido que esta gente esté en la cárcel.
P. ¿Ninguna autocrítica?
R. Todas. No fuimos conscientes de no prever lo que paso el 1-O. Jamás creí que vería a la policía pegar a la gente. La autocrítica por parte del Estado y los partidos constitucionalistas no existe. De hecho, Rivera hizo esta semana un discurso hablando de Venezuela y el 155. Nosotros vamos ganando elecciones y ellos perdiéndolas. El PP tiene cuatro diputados en el Parlament".

En El Periódico comparece Marta Rovira interpelada por Xavi Barrena. Según la residente en Ginebra, la república es inevitable y la sentencia, el primer paso de la segunda fase. Tres preguntas y respuestas a modo de resumen:

"P. Tras comprobar dónde lleva la unilateralidad, se ha virado hacia el referéndum pactado. ¿Es eso un callejón sin salida para el independentismo? 

R. Hay que volver al discurso positivo. La independencia es inevitable. Porque la necesitamos. Porque no hay otro proyecto político sobre la mesa que permita alcanzar progreso social, invertir en infraestructuras, hacer frente a la crisis humanitaria en el Mediterráneo... Estamos en un Estado irreformable y autoritario, como demuestran los 20.000 expedientes abiertos por la ley 'mordaza' contra la libertad de expresión.  

P. ¿La respuesta a la sentencia irá más allá de una gran manifestación?
R. La sentencia es una palanca de cambio, Debe de haber una respuesta amplia. No solo de la Generalitat, que soporta mucha presión. Ayuntamientos, diputaciones, Parlament, sindicatos...Debe de ser un 3 de octubre. Tiene que haber una respuesta internacional. 
P. De momento parece que no prestan mucha atención
R. Fíjese en que el Estado vuelca muchos esfuerzos en el campo internacional. Por algo será". 

Cierra el capítulo de entrevistas a ERC Marta Vilar en Nació Digital. La dirigente republicana da el siguiente titular: «Ara mateix no hi ha les condicions perquè el procés d'independència sigui ràpid». Vilalta insiste en los parámetros de Rufián y Rovira. No hay más camino que la república y la república es el único camino, según se desprende de todas sus respuestas. Ahí va una de ellas a modo de ejemplo:

"P. Passada la votació d'aquest diumenge, tocarà afrontar el pla estratègic. Quina ha de ser la prioritat d'ERC: els governs d'esquerres o els governs independentistes?
R. Ara tenim una estratègia que vam aprovar fa un any i s'hi recollia que tenim com a objectiu fer la República catalana perquè no hi ha alternativa possible. La independència del nostre país és inevitable, però hem d'aconseguir generar les condicions que la facin real. Com ho podem fer? Consensuant múltiples coses a la vegada. Necessitem un consens estratègic dins de l'independentisme, perquè les organitzacions que compartim el projecte ens hem de poder posar d'acord, marcar unes fites comunes i fer un camí conjunt.
Però amb això no n'hi ha prou, hem de seguir sumant. El que diem "eixamplar la base". S'ha volgut ridiculitzar, però és molt clar: volem ser més i més forts perquè si no no podrem completar el nostre objectiu. Hem de sumar sectors sobiranistes i autodeterministes, entenent-nos amb els actors que entre tots representem el 80% de la societat. Tot això és el que concretarem en la ponència estratègica, adreçada a sumar i a enfortir-nos a tots els nivells per poder culminar el procés". 

Nota de alcance en La Vanguardia. Xavier Vendrell y Juan Rosell, insospechados aliados. Algo se cuece en Cataluña. Se agendan para el próximo fin de semana reuniones de catalanistas no independentistas en restaurantes y de nacionalistas no unilateralistas en monasterios (Poblet) mientras consejeros del Govern y empresarios de toda índole y condición tratan de rememorar los buenos viejos tiempos de los suquets de Portabella. Según el diario de Godó, "miembros del Govern y empresarios protagonizaron ayer una singular cena de fin de verano organizada un año más por la empresa Barcelona Enterprise Group, con el exconseller de ERC Xavier Vendrell al frente, y que acabó con el singular anuncio de la alianza con la empresa del expresidente de la CEOE, Juan Rosell. El encuentro se celebra desde hace ocho años y pretende reunir en un ambiente relajado a socios, clientes, amigos y colaboradores de la citada empresa especializada en la internacionalización en America Latina con representantes de las instituciones". Entre los asistentes, medio ejecutivo autonómico, la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, la concejal Artadi y representantes de Pimec, Foment del Treball y la Cambra de Comerç.
En el apartado opinático destacan los insultos de Bernat Dedéu en El Nacional a la dirigente socialista Eva Granados. Así arranca la pieza del campanudo articulisto: "Aquesta pobra noia, l’Eva Granados, domèstica d’Iceta al Parlament, diuen que ha dit que “no ha de ser la ciutadania qui dirimeixi una qüestió com l'autodeterminació”. Hi ha coses de la meva parròquia que admiro amb honestedat, com ara aquesta frisança de la penya indepe per discutir-se amb una socialista, essent el PSC no només un ens poc interessant en general, sinó també una de les causes majors de l’esclavatge de la tribu. Però, de tant en tant, hi ha insubstancialitats que fan de bon comentar amb la mixtura de fàstic i gaudi amb la qual hom s’olora els petarrons o ensuma la ferum d’una fàbrica a l’autopista. No només penso en allò de certificar per enèsima la dita planiana segons la qual un espanyol d’esquerres és idèntic a un de dretes, sinó per confirmar que un socialista sempre serà molt més perniciós que el militant més abrandat de Vox".

15 de septiembre, santoral: Nuestra Señora de los Dolores.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información