Menú Buscar
El vigilante de seguridad de Rodalies Renfe que ha sufrido el ataque más directo en la pelea de esta madrugada / CG

Brutal agresión a tres vigilantes de seguridad de Renfe

Los Mossos d’Esquadra detienen a dos jóvenes acusados de atacar a los profesionales tras un altercado de madrugada de un tren de Barcelona

3 min

Tres vigilantes de seguridad han sido atacados por un grupo de jóvenes la madrugada de este domingo en un tren de Renfe. Los profesionales han requerido asistencia médica y uno de ellos podría perder la visión, ya que ha sufrido una pedrada en el ojo que le han arrojado los atacantes.

La situación ha sido tan grave que los Mossos d’Esquadra han tenido que intervenir. Han detenido a dos de los atacantes, uno de ellos menor de edad, a los que acusan de causar las lesiones de los profesionales de seguridad. Otro de los vigilantes atacados ha requerido puntos de sutura por las heridas sufridas durante la brutal agresión y el tercero tiene una contusión fuerte en el brazo.

Pelea de madrugada

El enfrentamiento ha empezado dentro de un tren de Rodalies que viajaba de Blanes a Barcelona. Sobre las 6:30 horas de la mañana se ha iniciado una discusión entre dos grupos de jóvenes que viajaban en el convoy. La pelea ha subido de tono y ha requerido la intervención de los tres vigilantes, que han hecho bajar a los implicados en la estación de Pineda de Mar (Barcelona).

Ha sido entonces cuando se ha iniciado la agresión. Además de los golpes directos, los casi adolescentes han arrojado piedras tanto a los trabajadores como al tren, por lo que también se ha temido por la seguridad del resto de pasajeros, tal y como relata el Sindicato Profesional de Seguridad Privada (SPS).

La pelea no ha cesado hasta que no han intervenido los agentes del cuerpo de seguridad catalana. Las primeras informaciones apuntan a que habrían participado en el linchamiento a los vigilantes unos 15 jóvenes que han sido identificados.

Demanda de medios

No es la primera ocasión en que se denuncia la indefensión de los trabajadores que se encargan de la seguridad en Rodalies. Los sindicatos del sector denuncian que la proliferación de los problemas propicia que nadie quiera trabajar en los servicios de Renfe, especialmente en los trenes que circulan de madrugada que centralizan los problemas.

También denuncian que sus reivindicaciones no se tienen en cuenta. Entre las demandas que están sobre la mesa se encuentra la petición del sindicato profesional mayoritario, ADN, de que se les otorgue más medios para poder actuar ante este tipo de situaciones. Entre ello, la habilitación del uso de gas pimienta. La demanda no se centra sólo en Renfe, también se lleva al Metro, los FGC y otros transportes públicos donde deben actuar.

Destacadas en Vida