Menú Buscar
Alumnos durante una clase de religión / EFE

Los profesores de religión cuestan más de 700 millones de euros al Estado y las CCAA

Varias asociaciones piden que se elimine la religión como asignatura en los colegios

11.04.2019 20:08 h.
3 min

Europa Laica y la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid denuncian el gasto que suponen los profesores de religión para el Estado y las comunidades autónomas.

Los docentes de esta asignatura tienen un coste superior a los 700 millones de euros y las organizaciones reclaman a los partidos que “saquen la religión confesional” del sistema educativo español. Según la última memoria de la Conferencia Episcopal, en España hay 34.658 profesores de religión.

La religión fuera de las aulas

La secretaria general de enseñanza de CCOO en Madrid, Isabel Galvín, y el responsable de comunicación de Europa Laica, Francisco Delgado, han presentado hoy la campaña Por una escuela pública y laica. Religión fuera de la escuela. La iniciativa cuenta con el apoyo de 50 organizaciones sindicales, sociales y algunos partidos como Podemos, Izquierda Unida, Compromís y Equo.

El portavoz de la confederación sindical STEs, Alberto Carrillo, ha afirmado que los profesores de religión son “catequistas” y deberían enseñar la doctrina en “los templos” y no en las aulas. Además, los docentes de esta asignatura “no van a perder el empleo porque son trabajadores del arzobispado”.

Contradicciones en la izquierda

Este año, en la campaña por la escuela pública reclaman “un compromiso explícito entorno a la laicidad” en el sistema educativo español. En concreto, proponen a los partidos “sacar la religión confesional de la enseñanza de forma inmediata, no financiar con dinero público el adoctrinamiento religioso en ningún centro escolar”.

Delgado ha criticado las “contradicciones” en los partidos de izquierda, que reivindican la salida de la religión de los itinerarios de los colegios públicos, pero no lo mencionan en sus programas electorales. PSOE y Podemos, según denuncian estos sindicatos, no explicitan en sus programas electorales la derogación de los acuerdos con la Santa Sede. Pero afirman que si los socialistas logran formar gobierno “deberán cumplir ese compromiso, es lo que deben exigir los militantes y votantes del PSOE”.