Menú Buscar
Varios agentes de la Guardia Urbana de Barcelona con el nuevo uniforme de verano / GUB

El "despropósito" de los nuevos uniformes de la Guardia Urbana de Barcelona

El cuerpo de seguridad local denuncia la falta de prendas y el incorrecto tallaje de la nueva vestimenta oficial de los agentes por culpa de la "pésima gestión" del ayuntamiento que lidera Ada Colau

6 min

"Es un despropósito", claman los representantes sindicales de los agentes de la Guardia Urbana de Barcelona con respecto a la renovación de los uniformes. La sección sindical del Ayuntamiento de Barcelona de CSIF ha registrado en la alcaldía un escrito dirigido a la primera edil, Ada Colau, por la "pésima gestión" que ha realizado en el cambio de vestuario de los agentes.

El Consistorio barcelonés gestionó durante el pasado año el cambio de estilo de las prendas de la policía local. El cambio de uniformes se comenzó a hacer efectivo en julio, según las fuentes sindicales, pero la ropa "llegó como llegó": las tallas no eran las correctas en muchos casos, el número de prendas era escasa y algunas de ellas estaban, incluso, incompletas.

Cambio de modelo sin tallaje previo

Eugenio Zambrano, representante sindical, ha explicado a Crónica Global que los problemas con el nuevo uniforme se iniciaron antes mucho antes de que llegaran para ser repartidos. Asegura que las nuevas prendas se enviaron a máquinas "sin hacer un tallaje previo" por lo que, ahora, los agentes se han encontrado con camisetas, polos y pantalones de tallas más pequeñas de las que necesitan. "Han mandado a hacer las prendas con las tallas de los uniformes antiguos y las medidas con respecto a los nuevos son diferentes", explica y refuerza este argumento con que ningún empleado de la empresa fabricante ha ido a las Comisarías y Unidades de la Guardia Urbana para efectuar las correspondientes pruebas de tamaños.

camiseta nuevo uniforme guardia urbana

La camiseta de verano del nuevo uniforme de la Guardia Urbana / GUB

La ropa de los guardias urbanos se renueva cada año debido al desgaste que produce el uso diario de la misma. En años anteriores, si en algún momento existía algún problema con el uniforme nuevo, el problema era "mínimo" ya que, al contar con las piezas de vestir del ejercicio anterior, los guardias urbanos tenían "cierto margen". Es decir, podían reutilizar la ropa antigua hasta que el problema se solucionara y recibiera las prendas correctas. Pero el cambio de estilo ha vetado esta opción y ha creado un momento en el que, según el sindicato, al 90% de la plantilla los polos le están pequeños.

Agentes obligados al 'trueque' de prendas

Ante esta situación, los agentes se han visto obligados a cambiarse las prendas de las que disponían entre ellos, en una especie de "mercadillo" que demuestra "una vez más la mala gestión, la falta de previsión y el poco respeto que Colau tiene hacia todo lo que depende del ayuntamiento y, en este caso, de manera especial con la Guardia Urbana", señala Zambrano. 

Pero los errores no acaban aquí. También han denunciado ante la alcaldesa de Barcelona la falta de prendas para cada agente que, en algunos casos, han tenido que sobrevivir todo el verano con "uno o ningún" pantalón nuevo, "mendigando" piezas de ropa entre compañeros. Y aún más: algunas de las prendas destinadas a los agentes con galones no contaban con éstos en las solapas y, sin embargo, hay agentes que han sido ascendidos gracias a que han puesto en sus uniformes galones que no les han sido concedidos. 

Ropa para la nueva estación

Todo esto ha ocurrido con el uniforme destinado para patrullar en verano. Pero la lluvia comienza a hacer acto de presencia en Barcelona y los agentes no tienen ropa adecuada para la nueva temporada. "No podemos usar las chaquetas antiguas porque el estilo de ropa ha cambiado pero las nuevas no han llegado. ¿Qué hacemos?". 

Esta es la razón por la que piden una "gestión urgente" de la nueva vestimenta para que la plantilla pueda disponer cuanto antes de la ropa de invierno. "Necesitamos equipos de lluvia, empieza a hacer frío sobre todo en la parte alta de la ciudad", detalla Zambrano ante lo que él considera un "problema" originado por la "falta de rigor, seriedad y aprecio" para con la Guardia Urbana de Barcelona por parte de la alcaldesa.

Gestión de "República bananera"

"La gestión de esta Administración ha sido más propia de una República bananera, que de una ciudad de primer orden como es Barcelona", declara la carta dirigida a Ada Colau del CSIF, que va firmada por el secretario general de la sección sindical del consistorio, Horacio López. "En toda la historia de la Guardia Urbana nunca habíamos estado tan mal… en todos los aspectos", sentencia.

Este medio se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Barcelona para conocer su versión sobre los hechos que han propiciado la carta del sindicato a la alcaldesa. Al cierre de la edición de esta pieza informativa, el Ayuntamiento de Barcelona no ha ofrecido ninguna información al respecto.

Destacadas en Vida