Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Maria Giralt, Ferran Poca y Sergio Cuho, presentan el Pride Barcelona 2021 / CG

El Pride de Barcelona se celebrará el 3 y 4 de septiembre

En esta edición se reivindicará la lucha contra el estigma que sufren las personas con VIH, bajo la idea de que un seropositivo indetectable no puede trasmitir la enfermedad

6 min

El Pride de Barcelona se trasladará este año al 3 y 4 de septiembre, con el objetivo de que la situación sanitaria y el porcentaje de inmunizados contra el Covid-19 sea el más idóneo para celebrar un acto masivo. Así lo han anunciado Ferran Poca, presidente del Comité Organizador, y Maria Giralt, directora de Ámbito Social, en rueda de prensa. En esta edición los actos reivindicarán la lucha contra el estigma de las personas que tienen VIH y el hecho de que tener el virus en una cantidad indetectable, significa que no lo puedes trasmitir.

El emplazamiento habitual de celebración del Pride es el paseo de Maria Cristina. Sin embargo, este año, debido a las intervenciones en marcha en el intercambiador de Metro de Plaza de España, se ha optado por trasladar los actos al paseo Lluís Companys. La manifestación central tendrá lugar el sábado 4 de septiembre, con un recorrido que saldrá de plaza Universitat, seguirá por Gran Via hasta plaza Tetuán, para luego proseguir en dirección a paseo de Sant Joan, a la altura de Arc de Triomf. En relación a este nuevo recorrido, Ferran Poca ha asegurado que la “reivindicación del colectivo LGTBI se traslada a la vía principal de Barcelona”, un hecho que la dotará de mayor visibilidad.

Actos en junio

Los organizadores han justificado el traslado de la reivindicación a septiembre para que la gente el colectivo LGTBI “no pierda su voz en la ciudad”, que tiene su máximo exponente “en los eventos masivos”. En la misma línea, en el fin de semana habitual del Pride, el 26 y el 27 de junio, se ha considerado que “la vacunación no estará lo suficientemente avanzada” por lo que se han decantado por septiembre. En ese momento será más fácil organizar las celebraciones y conciertos con artistas internacionales, entre los que estarán Elena Foureira, representante de Chipre en Eurovisión 2018, y Elena Tsagrinou, candidata del mismo país en 2021.

Giralt ha asegurado que en ningún caso “renunciamos a junio como mes del orgullo”. Es por ello que el 28 de este mes se celebrará un acto institucional. También en espacios cerrados y con aforo limitado se realizarán coloquios y exposiciones y el Tibidabo acogerá una jornada sobre la diversidad. En la edición de 2021, además, se conmemorará el 50 aniversario del MELH (Movimiento Español de Liberación Homosexual), organización pionera en la lucha por los derechos del colectivo.

Indetectable significa intrasmisible

En esta edición, el Pride quiere luchar contra el estigma que padecen hoy en día las personas que tienen VIH, hacia las cuales aún se tiene la misma idea de los años 90, cuando el Sida, la fase final de la enfermedad, se asociaba con muerte. En este sentido, incluso dentro del colectivo, “un 61% de las personas no saben que cuando un seropositivo tiene una presencia del virus indetectable, ya no la puede trasmitir”, ha lamentado Poca. La campaña de difusión cuenta con la colaboración de Gays Positius, Stop Sida y BCN CheckPoint, entidades ligadas a la lucha y prevención de la enfermedad.

Con el objetivo de llegar al mayor número de personas posibles, la organización ha optado por diseñar carteles inspirados en la cultura pop y con artistas y referentes del colectivo como Bad Gyal, David Bowie, la Veneno, les Tresines o Pedro Almodóvar, con tal de crear una asociación: “si eres capaz de recordar que David Bowie tenía un ojo de cada color, eres capaz de recordar que una persona indetectable es intrasmisible”. En este sentido, el presidente del Comité Organizador ha asegurado que “si un 10% de los receptores de la campaña asumen el mensaje, será una buena noticia”.

Estigma en primera persona

Durante la rueda de prensa también ha intervenido Segio Cuho, seropositivo desde 2010 e indetectable desde 2012, que ha explicado su experiencia con la enfermedad. En esta línea, ha relatado como mucha gente no entendía que una vez controlada la carga viral, ya no podía trasmitirla, “ni tan solo yo me lo creía”. Cuho ha relatado que desde que le dijeron que la presencia del virus era indetectable “no he tenido ningún problema de salud grave”. Es por ello que “los que tenemos esta condición debemos dar un paso al frente” para que la sociedad lo entienda.

Cuho, que es voluntario de Stop Sida, ha considerado que, a pesar de que en los colegios se trabaja en la prevención de las ETS​, también se debería abordar qué pasa y qué hacer si te contagias de VIH. En la línea del mensaje del Pride, ha pedido que la gente cuide su salud sexual, “especialmente aquellos que realizan prácticas sexuales de riesgo”, que deberían hacerse pruebas periódicas.