Menú Buscar
Inyección de una vacuna / PIXABAY

EL CSIC pone a prueba una posible vacuna contra el Covid-19

Un grupo de investigadores han modificado el tratamiento que erradicó la viruela para hacer frente a la infección del coronavirus

3 min

Un grupo de investigación dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado un prototipo de vacuna que podría ser útil contra la infección de coronavirus. Este descubrimiento comenzará a testarse la próxima semana en lo que se conoce como "ensayos preclínicos", es decir, que se realizarán pruebas en animales para comprobar, en primera instancia, su eficacia. 

El grupo de investigadores pertenece al Centro Nacional de Biotecnología del CSIC y está liderado por los doctores en Microbiología Mariano Esteban y Juan García Arriaza. El avance médico que desarrollan está basado en la modificación del virus que se utilizó para erradicar la viruela en los años 70.

Activar la respuesta inmune del cuerpo

Desde el centro de investigaciones científicas, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, especifican que utilizan una cepa del virus "muy atenuada" en la que se insertan "genes del nuevo coronavirus que puedan inducir una buena respuesta inmune" frente al virus que genera el Covid-19.

Este sistema es común en el desarrollo de tratamientos contra otras enfermedades. De hecho, el CSIC destaca que, a través de él, se han conseguido resultados positivos "en proyectos anteriores del laboratorio para la generación de vacunas contra el ébola, el zika y el chikungunya".

Segunda fase de la investigación

Los investigadores han conseguido crear el prototipo de vacuna contra el SARS-CoV-2, por lo que el estudio entra en su segunda fase --los ensayos preclínicos con modelos animales--. El objetivo principal de este paso es demostrar que "es inmunogénica y eficaz", es decir, que activa la respuesta del sistema inmunológico contra el patógeno y que no causa efectos adversos. 

En el caso de que el resultado de las pruebas en animales de laboratorio sean aptas, comenzaría la tercera fase del estudio, es decir, el testeo en personas. Pero para ello aún queda un largo recorrido por delante. "El proceso de generación de una vacuna pasa por varias fases, que necesitan varios meses cada una" apuntan desde el CSIC

Destacadas en Vida