Menú Buscar
Venta de coches en un concesionario

Ocho consejos para financiar un coche y no pagar de más

Analizamos los pasos a seguir al adquirir un vehículo a plazos y que no te rompa el presupuesto

8 min

La compra de un coche no tiene que ser una operación complicada, a pesar de todos los factores que debes de observar en un vehículo, como son el diseño de la carrocería, el interior, o sus funciones y prestaciones, entre otros añadidos. Una vez que has decidido qué es lo que buscas, el siguiente paso es saber el precio y cuáles son las posibilidades de financiación con las que puedes contar. Nosotros vamos a darte los mejores consejos para financiarlo sin tener que pagar de más.

Fijar un presupuesto

El primer consejo que vamos a darte es que tienes que fijarte un presupuesto que sea realista, puesto que puedes querer tener un deportivo o un todoterreno con todos sus extras, pero tu economía juega en tu contra. Por este motivo, deberás de ver hasta cuánto estás dispuesto a gastar, así como la solvencia que vas a tener para devolver el préstamo en el que entrarás con la financiación. Este presupuesto únicamente deberá romperse si el coche que deseas está extremadamente cerca de lo que te has fijado pero sin que esta cifra supere demasiado a lo propuesto, ya que de lo contrario, podrías correr el riesgo de no poder afrontar la cuota.

Tener en cuenta el resto de los gastos añadidos

Puede que hayas preparado un presupuesto para la compra de tu coche financiado, sin embargo, debes contar con los gastos derivados de la adquisición de un vehículo como por ejemplo el seguro. Esto es necesario hacerlo visible ya que muchas personas se ponen un presupuesto bastante alto, sin embargo, ven que a causa de haber sido demasiado optimistas, comprueban que llegan a final de mes a duras penas. Por este motivo, deberás de hacer cálculos de todos los posibles gastos del coche, incluyendo su matriculación, o el Impuesto de Circulación.

Estudiar los tipos de financiación antes de comparar

Dentro de los modelos de financiación que puedes optar para conseguir un coche, son dos los modelos que más van a destacar sobre el resto, siendo el primero de ellos el propuesto por los concesionarios, mientras que el otro modelo es el de las entidades bancarias.

Financiación por el banco

Aunque es el modelo que se suele pensar cuando se quiere financiar un coche, es posiblemente uno de los que menos te permiten hacerlo, ya que miran con lupa todos tus movimientos en el banco, como también la facilidad que vas a tener a la hora de pagar las deudas que tendrás con ellos o que has tenido anteriormente. Por este motivo, en ocasiones puede que o bien solamente te den un pequeño préstamo para financiarlo, o simplemente te lo nieguen porque piensan que serás incapaz de salir adelante con la financiación y es posible que termines teniendo más problemas de los que te gustaría.

Financiación por el concesionario

Por otro lado, nos encontramos con la financiación que nos da el concesionario. En este caso, como nos cuentan con profesionales de HRMotor que llevan muchos años vendiéndolos financiados, nos aseguran que los concesionarios suelen dar muchas más facilidades a la hora de financiar o pagar un coche, algo que, por supuesto, se agradece. A diferencia de las entidades bancarias, no van a mirar con tanta exactitud las cuentas del banco ni la solvencia, ya que lo que suele interesarles más es conseguir que puedas llevarte a tu casa el que quieres, y sin la posibilidad de financiarlo es complicado en muchos casos. Una de las ventajas es que puedes, por ejemplo, hablar con el agente para que podáis hablar de las cuotas que vas a pagar mensualmente, o incluso los tipos de interés entre otros aspectos, algo que en un banco es mucho más complicado, puesto que ellos son los que imponen unos requisitos que si no aceptas cierran cualquier posibilidad.

Informarte sobre los tipos de interés

Uno de los detalles importantes es conocer qué tipo de interés existen en el mercado y cuáles son los que te ofrecen en cada uno de ellos. Por lo general, el más recomendable es el tipo de interés fijo, para que durante toda la financiación pagues exactamente lo mismo. Esto deberá estar estipulado en el contrato que hagas, mientras que en los variables o los flexibles cambiarán con el transcurso del tiempo En algunos casos, pagando más al principio, para que se vaya poco a poco reduciendo.

Simulador de préstamos

Los simuladores de préstamos son perfectos a la hora de conocer todos los detalles de la financiación que vas a recibir, incluso antes de dirigirte al banco o al concesionario. Para aquellos que desean ir con las ideas fijas y bien estudiadas, puede ser uno de los pasos más interesantes, ya que de esta manera podrás mover tu presupuesto según lo que tengas que pagar.

Entradas para la compra

Hay personas que no quieren dar una entrada, pero cabe destacar que esta opción es muy aconsejable para que la amortización final sea mucho más rápida y también mucho más baja. Esto es según la persona, puesto que muchos no quieren tener este gasto inicial. Sin embargo, como hemos dicho, es un punto a favor buscando que las siguientes cuotas sean mucho más económicas.

Documentos y requisitos

Es importante, antes de tener la financiación, tener a mano con todos los documentos que te van a ir pidiendo, como también los requisitos de los mismos. Según al lugar donde vayas puedes necesitar no solo la fotocopia del DNI, sino también la nómica, o incluso la cuenta bancaria, para que te sea aceptada la financiación.

Condiciones de la financiación

Finalmente, debes de tener conciencia de cuáles son las condiciones totales de la financiación del coche, ya que en algunos casos no te permitirán la cancelación total de la deuda, o te puede suponer un gasto extra poder hacerlo. Por este motivo, tienes que leer bien la letra pequeña antes de firmar cualquier documento importante y, sobre todo, que todo lo que hayáis hablado sobre la mesa, esté reflejado por escrito en el contrato.

--

Contenido patrocinado