Menú Buscar
Perro empleado en terapia asistida con animales / PIXABAY

Los nuevos profesionales de la sanidad en Cataluña son perros

Un centro de atención primaria de Lleida usa perros en sus consultas médicas de pediatría

María Díaz
01.07.2019 20:41 h.
3 min

El centro de atención primaria Bordeta Magraners de la ciudad de Lleida ha comenzado una campaña de terapia asistida con animales, dirigida a pacientes de entre tres y ocho años de edad. Esta iniciativa lleva por nombre Extra Can y, según ha informado el Instituto Catalán de la Salud, consiste “en incorporar un perro de terapia como soporte y acompañamiento del niño o la niña con el objetivo de reducir su angustia a través de la distracción”.

Desde el pasado mes de mayo varios perros adiestrados para ello, acompañan a los pacientes de pediatría que van a someterse a una extracción dental o sanguínea en el centro Bordeta Magraners. Hasta la fecha, una quincena de niños se han beneficiado de este servicio de terapia asistida con perros.

Interacción directa

Los responsables del proyecto Extra Can han explicado que la terapia asistida con animales es una técnica de distracción que podría tener un papel clave en el control de la angustia y el dolor que padecen los niños cuando deben someterse a una extracción dental o sanguínea. “La terapia asistida con animales es una intervención terapéutica planificada, estructurada, orientada a unos objetivos y dirigida por profesionales de la salud”, en palabras del Instituto Catalán de la Salud.

La iniciativa planteada por el centro Bordeta Magraners consiste en la interactuación directa del niño con el perro. Diez minutos antes de realizarse la prueba pediátrica concertada, el paciente se reúne con el animal. Durante la extracción el perro permanece junto al niño y, cinco minutos después de que esta haya concluido, el animal se despide del paciente.

Miedo y ansiedad

Las autoridades sanitarias promotoras del proyecto esperan que de este modo “mejore la sintomatología de los participantes en cuanto a disminución del miedo y de la ansiedad y que se genere un recuerdo positivo”. Tal y como señalan estas mismas fuentes, tanto las extracciones sanguíneas como las dentales, resultan experiencias muy angustiosas para los niños que, en algunos casos, persisten en la edad adulta a causa del recuerdo negativo.

“Los objetivos del proyecto Extra Can son evaluar la eficacia de la terapia asistencial con animales durante la extracción sanguínea o dental en un servicio de pediatría de atención primaria y estimular la disminución del estrés emocional del niño”,  afirman desde el Instituto Catalán de la Salud.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información