Menú Buscar
Un coche patrulla de los Mossos d'Esquadra / CME

Los 'niños de la cola', responsables del aumento de robos en Sant Cugat

Asaltan varias casas mientras los vecinos mantenían una reunión con la policía para tratar de frenar los allanamientos

4 min

Nueva oleada de robos en Sant Cugat del Vallès, uno de los municipios de Barcelona con mayor renta per cápita. Las últimas encuestas apuntaban a un descenso de los allanamientos con violencia en domicilio en toda la localidad, pero desde principios de este mes se ha registrado un repunte en el barrio de La Floresta.

Es precisamente en esta zona donde se han producido 26 robos entre junio, julio y agosto, casi el doble de los que hubo el año pasado en las misas fechas. La diferencia es que, ahora, los Mossos d’Esquadra y la Policía Local de Sant Cugat tienen identificados a los ladrones.

Violencia gratuita

Se trata del grupo de jóvenes conocidos como niños de la cola, debido a su adicción. “Son unos diez y tienen un perfil agresivo, violento”, explica a Crónica Global uno de los vecinos de La Floresta, miembro del consejo de barrio. Cuenta que el cabecilla del grupo, al que siguen todos, fue detenido, se escapó rompiendo el cristal del coche patrulla que le arrestó, y se dio a la fuga.

Los niños de la cola han okupado una de las casas del barrio de Sant Cugat y han entrado, en alguna ocasión, hasta cuatro veces en la misma vivienda. Algún vecino ha salido al supermercado a comprar y, al volver a su domicilio, se ha encontrado a uno de estos ladrones que, según las mismas fuentes, “actúan con violencia gratuita”, estampando objetos contra la pared o rompiendo vehículos aparcados en el exterior de la vivienda.

Grupo de Whatsapp de 250 familias

Todo empezó en la calle Moret, una vía en la que predominan las casas unifamiliares y chalets, pero poco a poco los robos fueron expandiéndose a otras calles y, finalmente, a todo el barrio. La reacción de los vecinos fue crear un grupo de Whatsapp con el que alertarse entre ellos ante la presencia de algún posible caco. Un grupo que ha acabado conformándose como la principal red de comunicación en la que participan un total de 250 familias.

Uno de los robos, incluso, se produjo mientras los vecinos llevaban a cabo una reunión con los Mossos d’Esquadra, la Policía Local y miembros del Ayuntamiento de Sant Cugat. Las mismas instituciones han puesto en marcha un plan con dos vertientes: la de seguridad ciudadana y la de carácter social.

Ayudar a los ladrones

Según argumenta el consistorio, se ha creado un dispositivo especial policial en el que ambos cuerpos colaboran para combatir los robos y, fruto de estas patrullas que trabajan desde hace una quincena, se ha procedido a la detención de dos ladrones que tenían una orden de búsqueda por el mismo delito.

La vertiente social se basa en reunirse semanalmente con los vecinos para estudiar y hacer seguimiento de la evolución, además de buscar la manera de ayudar a los que cometen los robos, puesto que se trata de un problema de integración. Una medida con la que no todos los vecinos están de acuerdo.