Menú Buscar
Alumnos en una clase de la escuela Font de l'Alba / ESCUELA FONT DE L'ALBA

La agresión de la niña de Terrassa llega al Congreso de Diputados

Ciudadanos exige al gobierno que tome medidas contra el "adoctrinamiento" y "señalamiento" en las escuelas de Cataluña tras el presunto ataque a la menor

20.06.2019 11:14 h.
5 min

La presunta agresión a la niña de 10 años de Terrassa (Barcelona) por dibujar una bandera llegará al Congreso de Diputados. Ciudadanos exigirá al Gobierno que tome medidas contra el "adoctrinamiento" y "señalamiento" en las escuelas de Cataluña. El partido naranja lo hará mediante dos preguntas parlamentarias en la cámara baja y antes de que los ciudadanos y ciudadanas de la localidad barcelonesa salgan hoy a la calle para condenar el supuesto ataque de la profesora a la menor.

Según avanzó ayer Inés Arrimadas, "Ciudadanos ha preguntado al Gobierno cómo piensa proteger a los alumnos y garantizar la neutralidad ideológica en las escuelas catalanas". Según la también portavoz del partido de Albert Rivera en el Congreso, "si se confirmara la agresión de una profesora a una menor en el aula por pintar una bandera de España, sería gravísimo y se sumaría a otros señalamientos". Por ello, las parlamentarias Marta Martín y Marta Rivera preguntarán al Ministerio de Educación y Ciencia por las medidas que piensa tomar para que el "adoctrinamiento y señalamiento ideológico que sufren por dibujar o mostrar símbolos nacionales en los colegios" no les afecte.

Deberes para la Inspección

Hay más. La formación que dirige Albert Rivera conmina también al Ejecutivo a que la Alta Inspección Educativa se cerciore de si "la inspección autonómica está velando por la integridad y seguridad de todos los menores y docentes de las escuelas catalanas". Esta segunda pregunta se producirá cuando el departamento catalán de Enseñanza, que comanda Josep Bargalló (ERC), no ha aclarado aún qué pasó en la escuela Font de l'Alba ni si ha tomado medidas de separación de la profesora y alumna o disciplinarias contra la docente que, supuestamente, zarandeó a la menor tras pintar ésta una bandera nacional en el cuaderno de final de curso. 

Mientras este departamento del Govern permanece callado ante la presunta agresión, tampoco está claro qué ocurrió en el Consorcio Sanitario de Terrassa (CST), el hospital donde fue tratada la pequeña. La gerencia del centro sanitario que capitanea Alfredo García asegura que el parte médico aportado por la familia de la presunta menor corresponde con "la plantilla habitual que se utiliza en el Servicio de Urgencias". Por contra, rechazó la ciudad sanitaria aclarar por qué no avisó a la Fiscalía de Menores o a la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) pese a que las lesiones son coherentes con abuso o maltrato por parte de un adulto.

Protesta convocada y las redes en pie

La opacidad del Gobierno catalán se produce pese a la evidente alarma ciudadana ante el caso. Prueba de ello es la campaña #YoTambiénLaPinto, lanzada en las redes sociales por el grupo estudiantil constitucionalista S'Ha Acabat y que tuvo gran seguimiento por parte de entidades en defensa del estado de derecho y otras personalidades como periodistas o profesores universitarios.

Tampoco menor es la convocatoria de una protesta ante la escuela Font de l'Alba de Terrassa hoy jueves. Ciudadanos anónimos han llamado a los vecinos de la ciudad y del resto de la autonomía catalana a converger ante el centro educativo, en la plaza de la Constitución, para protestar contra el supuesto ataque a la niña de 10 años. La convocatoria prevé formar un gran mural con dibujos infantiles de la bandera nacional como el que, supuestamente, ocasionó la presunta agresión a la menor.