Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una persona mayor en una residencia / CG

Denuncian la muerte de una mujer en una residencia con cuidadores sin vacunar

Instan a la fiscalía a investigar el fallecimiento de una anciana en un geriátrico de Girona con 17 trabajadores sin inmunizar

2 min

Denuncia a la Fiscalía Superior de Cataluña de la muerte de una mujer en una residencia con cuidadores sin vacunar. La asociación El Defensor del Paciente ha instado al ministerio público a investigar un brote de coronavirus y el fallecimiento de una anciana en un geriátrico donde trabajaban 17 empleados sin inmunizar. 

En una nota emitida hoy, El Defensor ha alertado a la oficina de Francisco Bañeres de la noticia y le ha pedido "su intervención e investigación seguido de la asunción de responsabilidades". Cree la asociación pro sanidad pública que pudo incurrir una "irresponsabilidad que ha costado, que sepamos, una vida". 

"No entendemos cómo ocurrió"

La entidad social valora que "en el momento de rechazar la vacuna debieron ser retirados, ya que el sitio de su trabajo era de alto riesgo". Carmen Flores, presidenta, se ha preguntado en conversación con este medio que "los responsables de la residencia y el Gobierno catalán no hayan tomado medidas contra el centro". 

"Esperamos --ha continuado El Defensor-- que se tomen medidas penales inmediatas: la vida no puede salir barata por una irresponsabilidad caprichosa de unos trabajadores y sus jefes al consentirlo".

Brote en una residencia a medio vacunar

Sean cuales fueren las valoraciones de El Defensor del Paciente, lo factual es que la residencia de mayores Pla de Martís de Esponellà (Girona), gestionada por Suara, ha encajado un brote de coronavirus. Hasta 21 personas, entre usuarios y trabajadores, están contagiados. Una de las ancianas, de avanzada edad y con patologías previas, avanzó la cadena SER, ha fallecido

Entre los contagiados hay cinco trabajadores que no estaban vacunados contra la infección que causa el virus SARS-CoV-2. Los usuarios que presentan positividad son 16 personas mayores, todos ellos asintomáticos. De una plantilla de 37 trabajadores, casi la mitad, 17, no se habían vacunado contra la Covid-19.