Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agente de los Mossos d'Esquadra / MOSSOS

Los Mossos rechazaron frenar un allanamiento por “falta de efectivos”

Según los vigilantes de seguridad, la policía autonómica se negó a ir a una zona conflictiva de El Prat de Llobregat en la que se estaba produciendo una okupación

5 min

Los Mossos d’Esquadra rechazan frenar una okupación en El Prat de Llobregat (Barcelona) alegando que no disponen de suficientes efectivos para acudir al lugar. Así lo relatan los vigilantes de seguridad que estaban presentes en el momento y dieron la voz de alarma al cuerpo de seguridad catalán, el único que cuenta con las facultades para actuar contra allanamientos. 

Los hechos se produjeron este lunes por la noche. Los vigilantes recibieron un aviso de la Central Receptora de Alarmas (CRA) que les comunicó que se había disparado una alerta en una vivienda del barrio de San Cosme de El Prat de Llobregat por una supuesta entrada ilícita en el domicilio. El CRA les confirmó que, tras llamar a los Mossos, estos habían rechazado acudir al lugar.

Instaron a los vigilantes a que fueran solos

Según ADN Sindical, los agentes respondieron que “no tenían suficientes efectivos para ir a una zona conflictiva” de la ciudad e instaron a los vigilantes a que fueran ellos, un extremo que los trabajadores rechazaron dado que no tienen competencias para ello. La normativa vigente indica que deben ir acompañados de la policía autonómica para poder evitar un allanamiento. 

Mossos d'Esquadra durante una intervención en un piso con okupas / EFE
Mossos d'Esquadra durante una intervención en un piso con okupas / EFE

Los trabajadores aseguran que los Mossos también alegaron que, para poder desplazarse hasta el domicilio, debería ser el propietario quien pusiera la pertinente denuncia y que debería coordinarse con tiempo.

“No es una prioridad”

A preguntas de Crónica Global sobre esta actuación, desde Mossos d’Esquadra responden que “no tienen que rendir cuentas a los medios de comunicación” y que no entrarán a valorar “cuestiones sindicales”. La única aclaración que hacen desde el cuerpo, sin confirmar si recibieron o no el aviso y si, efectivamente, se negaron a desplazarse hasta San Cosme, es que “en todo caso, se trataba de una okupación, no de un muerto ni un asesinato”, por lo que para ellos “no es una cuestión prioritaria”.

Imma Viudes, mossa y portavoz del sindicato SAP FEPOL, confirma que el problema de falta de efectivos es generalizado en el cuerpo. “No porque no haya agentes suficientes en las comisarías, sino porque se les saca de su turno ordinario para que participen en otros dispositivos del territorio”, detalla. Asegura que este hecho deja los distritos descubiertos, a excepción de las comisarías de Ciutat Vella, Sant Martí y el Eixample, donde hay más agentes y más refuerzos por el Pla Estiu.

La situación se ve agravada, además, por el periodo vacacional, aunque el porcentaje de mossos que se encuentran de vacaciones no supere nunca el 20%. Precisamente este lunes --el mismo día en el que se produjo la ocupación en El Prat-- la situación en Sants era muy similar. Allí, solo el jefe de turno y un compañero patrullaban las calles del distrito, un escenario que obliga a los agentes a priorizar entre los avisos que reciben.

Reubicar a los agentes

Desde ADN Sindical denuncian que la falta de efectivos del cuerpo impide actuar en okupaciones que se avisan en algunas zonas de Barcelona y su área de influencia. La organización remarca que tiene una incidencia directa en la seguridad de los ciudadanos, los grandes perjudicados.

Instan al Departament d'Interior a reubicar en seguridad ciudadana a los más de 600 agentes jóvenes que están destinados en centros penitenciarios y que realizan tareas de vigilancia en los edificios del Parlament o en el Palau de la Justicía. Según su punto de vista, los vigilantes de seguridad podrían asumir este tipo de tareas y se ganarían más manos para la seguridad ciudadana.