Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona en una discoteca de Barcelona / EFE

Mossos investiga siete denuncias por pinchazos en discotecas

El Hospital Clínic Barcelona también admite "más casos" en las urgencias, aunque su volumen es menor, por lo que no cambiará el protocolo

3 min

 Los Mossos d'Esquadra investigan siete denuncias de presuntos casos de sumisión por pinchazos de sustancias en discotecas de Cataluña. La policía catalana examina casos en Lloret de Mar (Girona) y Barcelona después de la denuncia pública ayer de una agredida en Arena Classic en la Ciudad Condal. 

pinchazo sumision quimica arena classic
Imagen de Arena Classis, escenario de la última denuncia por sumisión por pinchazo / Cedida

Por el momento, los agentes aún no han recibido la queja formal de la joven de la capital catalana, que acudió al Hospital Clínic Barcelona tras notar el ataque y síntomas de desvanecimiento en el club de ocio nocturno. 

El Clínic también admite "casos"

Por su parte, un portavoz del Clínic ha recordado que la ciudad sanitaria del Eixample no puede aportar datos de atenciones concretas por la normativa de protección de datos, aunque sí constan "más episodios" como el de ayer en Barcelona desde principios de año. 

También se atendieron casos el ejercicio anterior, aunque el hospital no ha elaborado un protocolo propio, pues ya tiene un plan específico de abordaje de los abusos y agresiones sexuales. De todos modos, el complejo médico recuerda que no todos los pinchazos que acaban en urgencias corresponden a presuntos capítulos de abuso sexual. 

Droga

Como explicó este medio, la sumisión química por pinchazo es el último método para tratar de perpetrar abuso sexual a mujeres en discotecas. Los agresores utilizan drogas como ketamina y éxtasis o medicamentos como benzodiacepinas. 

El método para por inyectar la sustancia a la mujer aprovechando el ruido y movimiento del club de ocio nocturno, para después aprovecharse de su vulnerabilidad cuando el estupefaciente o el fármaco debilitan a la atacada. 

Los Mossos piden prudencia

Estos episodios convencen a los Mossos d'Esquadra de que el problema debe abordarse con cautela, pues por el momento las denuncias son escasas en comparación con otros países. 

El Hospital Clínic, que centraliza la atención a agresiones sexuales, confirma también que las atenciones son mínimas, por el momento.