Menú Buscar
Fèlix Millet y Jordi Montull, condenados por el 'caso Palau', uno de los casos más sonados de la corrupción de CDC / EFE

El intento desesperado de Montull por evitar la cárcel: devolver 500 euros cada mes

La 'mano derecha' de Fèlix Millet propuso justo antes de entrar en prisión un plan para abonar los 23 millones sustraídos al Palau de la Música

3 min

Un último intento, una estratagema desesperada, antes de entrar en prisión. Jordi Montull, la mano derecha de Fèlix Millet en el saqueo del Palau de la Música, propuso a la Audiencia de Barcelona un plan de pago de 500 euros mensuales para abonar los 23 millones que los dos deben devolver a la institución. Montull lo intentó el mismo día que ingresó en la cárcel.

Se trata de un escrito de Montull, con un plan detallado de pago, que remitió a la sección décima de la Audiencia de Barcelona el pasado 22 de junio, el día en el que entró en la cárcel de Brians 2, para cumplir la condena de siete años y medio de prisión por el saqueo del Palau de la Música.

Sin "capacidad económica"

La orden de prisión estaba justificada, a juicio de la Audiencia de Barcelona. Y es que, entre otros motivos, el dinero que habían pagado tanto Montull como Millet, además de las propiedades embargadas, no completaban ni el 20% de la responsabilidad civil que se había fijado en la sentencia. Los dos argumentaron que son mayores y con enfermedades para impedir el encarcelamiento, pero sus peticiones no tuvieron éxito.

Montull, en un acto desesperado, se comprometió a pagar 500 euros cada mes, de los 2.000 que ingresa mensualmente por su pensión de jubilación. En el escrito se sostiene que el pago mensual puede resultar “irrisorio”, pero que en esos momentos no tenía “más capacidad” económica, teniendo en cuenta que su esposa no tiene ni ingresos ni ahorros propios.

Diversas propiedades

En el mismo escrito, Montull detalla la lista de bienes que le han embargado por orden judicial, y que incluye la mita de su vivienda habitual en Teià (Barcelona), que está valorada en tres millones de euros; el 50% de tres inmuebles en El Masnou (Maresme) y uno en Menorca; y un amarre de 12 metros en el Port Olímpic que está valorado en 30.500 euros.

La Audiencia de Barcelona, en una providencia, ha dado cinco días a las acusaciones personadas –el propio Palau de la Música entre ellas— para que se posicionen sobre el plan de pago propuesto por Montull.