Menú Buscar
Puesto de fruta en la Boquería de Barcelona, uno de los mercados que más atrae al turismo / PIXABAY

Siete mercados españoles convertidos en lugares de interés turístico

El Mercado de La Boquería o el Mercado de San Miguel son paradas obligatorias para los visitantes en Barcelona y Madrid

16.11.2018 12:35 h.
7 min

España es uno de los países con la mejor gastronomía del mundo, por lo que no es de extrañar que quienes visitan nuestro país quieran degustar platos típicos de nuestra geografía. Una exigencia que, en los últimos años, han sabido aprovechar los clásicos mercados de abastos al reconvertirse en interesantes espacios gastronómicos en los que, aparte de hacer la compra, se pueden probar productos nacionales.

La transformación en enclaves turísticos de los mercados permite que los turistas descubran la historia que encierran estos lugares, a la vez que prueban la gastronomía local y conocen de primera mano cómo se desarrolla la vida en la ciudad. ¿Y cuáles son esos mercados que se han convertido en paradas obligatorias en los itinerarios de los visitantes? Musement ha seleccionado los más importantes de España.

Mercado de San Miguel en Madrid

Quizás sea el mercado más famoso de España, pues recibe más de diez millones de visitantes al año. El Mercado de San Miguel, inaugurado en 1916 al lado de la Plaza Mayor, conserva su estructura de hierro original.

Desde su transformación en mercado gastronómico se ha convertido en uno de los enclaves de tapas más importantes del mundo. Cuenta con más de treinta puestos en los que se pueden degustar, entre otros manjares, jamón ibérico, marisco gallego o arroces mediterráneos.

Mercado de Abastos en Santiago de Compostela

El Mercado de Abastos es el segundo enclave más visitado de Santiago de Compostela después de la Catedral. En él se pueden comprar y probar productos frescos de la región, ya que en algunos sectores como pescado y mariscos disponen de una cuota de mercado del 60 %.

Este gastromercado funciona desde 1873. Se calcula que un sábado puede acoger a más de 4.000 visitantes. La Plaza mantiene la figura de la 'paisana', productora agroganadera que vende su cosecha, siendo las pimenteras de Padrón las más conocidas.

Mercado de La Boquería en Barcelona

Los orígenes de La Boquería, el mercado más grande de Cataluña, se remontan a 1836. Desde entonces este espacio ha ido creciendo hasta disponer de más de 2.500 metros cuadrados, en los que se encuentran más de doscientos comerciantes que ofertan gastronomía local y mundial a sus visitantes.

En La Boquería es posible comprar y degustar fruta, verdura, pescado, marisco, carne, conservas, legumbres, quesos, especialidades catalanas y del mundo… Su ubicación en La Rambla hace que cada día pasen por allí vecinos del barrio, de otras áreas de Barcelona y turistas. Se calcula que anualmente visitan este gastromercado más de ocho millones de personas.

Mercado de Triana en Sevilla

El Mercado de Triana se construyó en 1823, aunque las instalaciones actuales, que cuentan con más de 4.000 metros cuadrados y más de cien puestos, son de 2001. En este enclave gastronómico, situado en uno de los barrios más populares de Sevilla, hay disponibles frutas, verduras, pescado, carne, legumbres, encurtidos, quesos y todo tipo de productos locales en sus bares y restaurantes.

También dispone de una escuela de cocina, donde se puede aprender cocina española, y una sala de teatro. Además, debajo del mercado se encuentra el Museo Castillo de San Jorge, antigua sede de la Inquisición.

Mercado de Atarazanas en Málaga

Este gastromercado, inaugurado en 1879, se sitúa en un solar en el que antiguamente había unos astilleros nazaríes, de donde recoge el nombre de ‘Atarazana’. En él se pueden degustar patés, quesos, embutidos, pescados, carnes, productos ecológicos… Otra atracción interesante es contemplar su puerta nazarí de 25 metros de altura, que es lo único que queda del antiguo edificio.

Mercado de Colón en Valencia

Construido en 1916, el Mercado de Colón se convirtió en uno de los centros más importantes de la ciudad. De hecho, se considera el centro vital de Valencia, además de ser monumento nacional y uno de los mejores ejemplos del modernismo valenciano.

Mercado de Colón / MERCAT COLÓN

Mercado de Colón / MERCAT COLÓN

En este mercado se pueden comprar productos típicos, así como pasar el rato degustando los mejores platos en sus bares, restaurantes o pubs.

Mercado de la Ribera en Bilbao

El Mercado de la Ribera, situado en el casco viejo de Bilbao, se construyó en 1929 siguiendo el estilo Art Decó ecléctico. Actualmente, este enclave gastronómico cuenta con 186 puestos distribuidos en tres plantas en los que no sólo hay tiendas, sino también restaurantes y bares en los que degustar jamón, marisco o ‘gilda’.