Menú Buscar
Entrada del colegio de los Maristas de Sants / EP

Los Maristas estudian indemnizaciones para las víctimas de los abusos

La orden religiosa acuerda la formación de una comisión de investigación para resarcir económicamente a ex alumnos abusados

2 min

El Institut Germans Maristes acepta indemnizar a las víctimas de abusos sexuales sufridas por algunos de sus alumnos a manos de profesores. La institución ha llegado a un acuerdo con la asociación Mans Petites, creada por el padre de una de las víctimas.

Ambas partes acordaron este lunes ante notario crear una comisión de investigación. Por ahora deben gestionar las denuncias de las 31 víctimas que han denunciado abusos, según El Periódico.

"Reparación"

El acuerdo firmado este lunes establece que la comisión estará formada por profesionales independientes y sólo habrá un representante de los Maristas y otro de la asociación de víctimas. Dicho grupo evaluará psicológicamente a los ex alumnos para decidir la indemnización que debe recibir cada uno de ellos.

El centro educativo religioso no tiene como objetivo buscar nuevos responsables de abusos, advierten. Su voluntad es “reparar” los daños causados a los alumnos que sufrieron abusos, sin que eso suponga ninguna penalización para los curas o profesores responsables.

Seis meses

El acuerdo llega cuatro años después de que saliera a la luz el primer caso de abusos en el colegio de los Maristas de Sants y un año más tarde de que la Consejería de Educación tratara de mediar a un pacto. Es la primera vez en España que una orden religiosa decide indemnizar a víctimas de abusos sexuales sin la orden de un juez, y en el mundo, normalmente, se da por causas similares.

Mans Petites y el Institut Germans Maristes se comprometen a llegar a un acuerdo sobre la indemnización en los próximos seis meses para valorar y pagar a las víctimas. Una vez se consiga se realizará una rueda de prensa, la primera que ofrecerá la entidad religiosa tras los abusos. Mientras ambas organizaciones prefieren llevar las negociaciones con discreción.