Los Mossos reconocen que se equivocaron con el imán de Ripoll en un informe del 17A

La policía catalana escribió que Es Satty no tenía antecedentes pese a que sabían que había estado cuatro años en la cárcel de Castellón

Agentes de los Mossos d'Esquadra durante un registro relacionado con los atentados del 17A / EFE
10.08.2018 09:20 h.
3 min

Los Mossos d’Esquadra sabían que el imán de Ripoll, el cabecilla de los atentados en Barcelona y Cambrils del 17A, había estado cuatro años en la cárcel de Castellón. Conocían la información desde la noche antes de los ataques terroristas que dejaron 16 muertos y cientos de heridos. Sin embargo, en el informe que remitieron a la Audiencia Nacional el 21 de agosto, aparece en dos ocasiones que Abdelbaki Es Satty no tenía antecedentes.

La policía catalana ha admitido ahora que se trata de un error, posiblemente humano. Lo atribuyen a un fallo en buscar su nombre en la base de datos o a la hora de incluir el historial delictivo del sospechoso, durante los días de confusión que siguieron al 17A.

Sin detenciones previas

Al referirse a él en el escrito enviado al juez Fernando Andreu, indican dos veces: “Sin registro de detenciones por ningún cuerpo policial”.

En realidad, Es Satty fue arrestado en 2010 en Algeciras, donde intentaba entrar con 100 kilos de hachís proveniente de Ceuta. Fue condenado por tráfico de drogas a cuatro años de prisión, que cumplió en Castellón (Valencia). El error de los Mossos se arrastra casi un año después en el sumario, una parte del cual ya no se encuentra bajo secreto.

El archivo de la Policía Nacional

Los antecedentes sí figuraban en la base de datos Sidenpol de la Policía Nacional. Aunque los Mossos no tienen acceso directo, desde el cuerpo aseguran que la policía catalana puede consultar de forma habitual datos sobre sospechosos, a través de una llamada o un email. Los Mossos lo supieron por otra vía.

Además de la detención y la pena de cárcel por tráfico de drogas, en la base de datos aparece la relación de Es Satty con terroristas internacionales investigados en la Operación Chacal, según publica este viernes El Periódico. En su momento, el mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero había puntualizado que el imán de Ripoll no tenía antecedentes "relacionados con terrorismo", una afirmación que ahora cobra todo su sentido.

¿Quiere hacer un comentario?