Menú Buscar
Leo Messi (en el centro de la imagen) y su padre (detrás, con gafas de sol), a la salida de la Audiencia de Barcelona tras declarar en el juicio por presunto fraude fiscal.

Leo Messi sale del juicio por fraude fiscal entre vítores y gritos de "ladrón"

El jugador del FC Barcelona, acusado de desviar 4,1 millones, asegura que no sabía nada de la gestión de sus derechos de imagen: "Yo me dedicaba al fútbol"

Redacción
3 min

El jugador del FC Barcelona Leo Messi ha salido de la Audiencia de Barcelona a las 14.45 horas de este jueves entre vítores y también gritos de "ladrón" de unas cien personas que esperaban su salida tras declarar en el juicio por fraude fiscal junto a su padre. Se les acusa de haber defraudado 4,1 millones de euros a Hacienda en las declaraciones del IRPF de los años 2007, 2008 y 2009 mediante un entramado de sociedades creadas en el extranjero.

Los abogados de los acusados, Enrique Bacigalupo y Javier Sánchez-Vera, han salido cinco minutos después y no han hecho declaraciones a la prensa. "Hay razones que me lo impiden", ha dicho Bacigalupo, y ha añadido que, en su opinión, el juicio ha ido bien.

"Yo me dedicaba al fútbol"

La estrella azulgrana ha defendido en el juicio que confiaba en la administración de su patrimonio que hacía su padre, Jorge Horacio Messi, y que no sabía cómo se organizaban sus derechos de imagen porque nunca preguntó por ello: "Yo me dedicaba a jugar a fútbol".

"No sé nada de eso, nunca me interesé, sinceramente, por eso", ha respondido el futbolista a la fiscal Raquel Amado al preguntarle en el juicio que se celebra en la Audiencia de Barcelona si tenía alguna sospecha de que sus gestores podrían no estar cumpliendo con las obligaciones tributarias correspondientes.

Se niega a responder a la Abogacía del Estado

Leo Messi, que ha declarado durante unos 15 minutos, se ha negado a contestar a las preguntas de la Abogacía del Estado --única parte que le acusa a él en este juicio, y que pide 22 meses de prisión tanto para el jugador como para su progenitor--, igual que ha hecho su padre.

También ha dicho que eran los asesores fiscales del despacho Juárez quienes se encargaban tributarias: "Creo que lo controlaban todo. Mi papá se había encargado de que fueran los abogados que llevaran las cosas. Para eso estaban".

Messi ha reconocido que él firmaba los contratos, pero no decidía cómo canalizar los ingresos: "Lo único que sabía es que firmábamos acuerdos con diferentes patrocinadores cuando yo tenía que hacer anuncios o fotos o cosas de esas".