Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una movilización de Las Kellys de Barcelona / KELLYS

Las Kellys crean una central de reservas de hoteles para inaugurar "la nueva era del turismo"

La iniciativa incluirá a aquellos establecimientos que cumplan requisitos como el respeto de la legislación de prevención de riesgos laborales

2 min

Las Kellys de Barcelona crearán una central de reservas de hoteles, con la que pretenden inaugurar “la nueva era del turismo”. En un acto celebrado en la plaza Reial, han detallado que los establecimientos que la integren estarán vinculados al “sello de calidad por un trabajo justo”, aprobado en el Parlament de Catalunya en 2018.

Las trabajadoras defienden este proyecto como “un gran río que debemos cruzar sea como sea”, porque las que “estamos aquí estamos acostumbradas a luchar contracorriente y contra la falta de empatía de los políticos hacia nosotras”. La central de reservas se convertirá en una “herramienta de transformación social para inaugurar una nueva era que anteponga los intereses humanos a los mercantiles en todo el mundo”.

Estable y de calidad

El sello de calidad se concederá a los hoteles que cumplan una serie de requisitos. En primer lugar, que acaten el convenio de hostelería y turismo y que no externalicen el trabajo. Por otra parte, también se valorará el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales, que apliquen una retribución equitativa y que desarrollen una contratación que tenga en cuenta a las personas de colectivos vulnerables. Finalmente, estarán los establecimientos que fomenten el trabajo estable y de calidad. Con esta nueva central, los viajeros podrán reservar desde cualquier lugar del mundo con Las Kellys y, por ello, donde “tengamos representación sindical podremos garantizar que en ese hotel no existe explotación”.

Las Kellys han explicado que la motivación para dar este paso adelante nace de la crisis generada por la pandemia, “que pone en peligro al sector y abre la puerta a despidos masivos”. Otro revulsivo ha sido la necesidad de establecer un mecanismo “que permita generar y mantener el empleo” sin tener la necesidad “de ir a un conflicto judicial o sindical de años”.