Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de la Guardia Civil investiga ciberdelitos, como el cometido por un joven de Barcelona / GUARDIA CIVIL

Un joven sustrae 15.000 euros accediendo a la app bancaria de otra personas

El joven consiguió ver toda su documentación y las operaciones financieras que la víctima realizaba en su aplicación móvil

3 min

La Guardia Civil de Navarra ha investigado a un joven de 22 años y vecino de Barcelona como presunto autor de un delito de estafa y un delito de descubrimiento y revelación de secretos después por sustraer 15.000 euros a través de internet a otra persona accediendo a su app bancaria.

La investigación se inició después de la denuncia de un ciudadano en Vera de Bidasoa, Navarra. En su declaración, el denunciante dijo haber recibido una llamada desde un número oficial de su entidad bancaria en la que una supuesta responsable del departamento de fraudes y prevención del blanqueo de capitales le informaba de que alguien estaba intentando operar de manera fraudulenta en su cuenta.

Le sustrajo 15.000 euros

Durante el transcurso de la llamada, la supuesta responsable de la entidad bancaria comunicaba al denunciante que su aplicación telefónica había sido bloqueada por ella y que, de forma inminente, iba a recibir un mensaje de texto al teléfono móvil con un código de seguridad, el cual debía facilitarle para verificar su identidad y ofrecerle una nueva clave para acceder a la app del banco. Después de obedecer a estas instrucciones, el denunciante se percató que le habían desaparecido 15.000 euros de su cuenta.

Agentes del Equipo de Policía Judicial de Pamplona de la Guardia Civil de Navarra, que se hicieron cargo de la investigación, pudieron corroborar que el presunto autor de los hechos obtuvo los datos de la víctima a través del método conocido como phishing, tras interceptar comunicaciones vía correo electrónico entre el afectado y la entidad bancaria.

Suplantó a la entidad bancaria

La investigación reveló que la víctima había recibido llamadas telefónicas desde un número desde un teléfono oficial de su entidad bancaria. Pero estas llamadas habían sido suplantadas con una app de spoofing telefónico, produciéndose engaño suficiente para cometer la estafa.

Analizado el modus operandi del presunto ciberestafador, los guardias civiles comprobaron que tenía el control en tiempo real de las operaciones que realizaba la víctima en la app de su banco, con visualización de toda su documentación, cuenta de contactos y demás operaciones disponibles en la app.

La víctima ha recuperado el dinero

Del conjunto de las informaciones obtenidas así como de las pesquisas realizadas se pudo identificar al presunto autor de estos hechos: un vecino de Barcelona de 22 años fue investigado por un delito de estafa y un delito de descubrimiento y revelación de secreto, siendo puesto a disposición de la Autoridad Judicial. La persona estafada ha podido recuperar la totalidad del dinero, 15.000 euros.