Menú Buscar
Colas para entrar a la discoteca Razzmatazz de Barcelona, donde un joven murió el pasado 8 de febrero / CG

Los padres de la joven de Razzmatazz evitan la denuncia y los detenidos quedan en libertad

La menor y sus progenitores no ratifican la demanda contra los raperos por “el interés” de la joven

06.06.2018 14:17 h.
3 min

Los dos detenidos por la presunta violación grupal en Razzmatazz han quedado en libertad, después de que los padres de la joven hayan decidido no ratificar la denuncia ante el juez. Los progenitores dicen haber tomado la decisión “por el interés” de la menor.

Los Mossos d'Esquadra apuntaron en el atestado que los implicados “mantuvieron relaciones consentidas” con la denunciante. De todas formas, hay un agravante, y es que los artistas habrían suministrado alcohol y drogas a la menor antes de mantener con ella relaciones sexuales, por lo que podrían haber incurrido en un delito sexual.

Sin procedimiento penal

Según el atestado, los dos detenidos "han sido puestos hoy a disposición del Juzgado de Instrucción 22 de Barcelona, encargado de la causa. Después de los trámites que prevé la ley, y dado que ni la menor ni su familia han ratificado la denuncia, ni la Fiscalía ha interpuesto denuncia alguna, los detenidos han quedado en libertad y no se abre procedimiento penal contra ellos".           

Los acusados, integrantes del grupo Whois Smooky Margielaa --una banda de Hip Hop de Nueva York--,  trataron de salir de Barcelona un día después de que los Mossos d'Esquadra les retiraran los pasaportes tras la denuncia. 

Los hechos

La mujer, de 17 años, fue a Razzmatazz, en Poblenou, el viernes por la noche con una amiga. En la madrugada del sábado, ambas recurrieron a la policía para avisar que una de ellas había sido violada por dos hombres. Según el relato de la menor, los hechos ocurrieron en un apartado de la sala, a donde se dirigió para tener un encuentro con uno de los jóvenes, al que se habría sumado otro sin su consentimiento. Tras el suceso, la mujer se dirigió al Hospital Clínic, donde fue asistida. 

Los Mossos d'Esquadra hacen constar en su investigación que los raperos ofrecieron drogas y alcohol a la menor antes de mantener relaciones con ella. En un informe dado al juez, la policía afirma que el consentimiento de la adolescente pudo estar viciado por la ingesta de esas sustancias. De ahí que los hechos puedan ser “constitutivos de delito”. Los investigadores, sin embargo, descartan que se produjera una violación múltiple por las contradicciones entre lo que declaró la menor y lo que revelan las imágenes aportadas por la discoteca.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información