Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer con lencería negra

Ideas para escoger el conjunto de lencería perfecto en San Valentín

Cada vez son más quienes se deciden a regalar lencería por San Valentín, convirtiendo a estas prendas en uno de los obsequios estrella de esta festividad

6 min

Se acerca San Valentín y, con él, la necesidad de encontrar el obsequio perfecto para esa persona tan especial. Acertar al escogerlo no es una tarea fácil para todo el mundo, ya que no siempre sabemos qué esperan de nosotros, o nos encontramos con el problema de que esa persona “ya tiene de todo”.

No obstante, siempre existen opciones ganadoras con las que es difícil no acertar. Todas ellas tienen en común que son regalos útiles, que nunca están de más y que son de buen gusto. Este es el caso, por ejemplo, de la lencería.

A todo el mundo le gusta estrenar ropa nueva

Nuestro armario es algo que todos necesitamos renovar de vez en cuando. Por desgracia, regalar ropa puede ser una cuestión complicada, ya que generalmente requiere conocer al detalle los gustos y el estilo de esa persona tan especial. Sin embargo, cuando hablamos de lencería todo es mucho más sencillo. Todo el mundo necesita de vez en cuando un conjunto elegante, unos básicos o algo más a la altura de una fecha como San Valentín.

Sin duda, las prendas íntimas son también una cuestión de estética personal importante, pero con catálogos tan completos como el de Gisela Intimates, tienda de lencería online, es casi imposible no encontrar el regalo perfecto. Os damos a continuación algunas ideas para encontrar el conjunto ideal

Arriesgar con conjuntos más atrevidos

Los conjuntos de braguita y sujetador son siempre una elección excelente. Los colores, las telas, estampados y transparencias dan mucho margen para el acierto.

Los que van con dibujos, frases y estampados son ideales para poder aportar un toque original, divertido y fresco. Por su parte, los de encaje, con transparencias y de formas más atrevidas, son muy apreciados por aquellas personas que buscan un look más sofisticado para las ocasiones especiales y son, sin lugar a dudas, los preferidos para San Valentín.

Básicos: ir a lo seguro

Los básicos nunca pasan de moda y, como su nombre indica, son siempre necesarios. Las prendas interiores básicas suelen consistir en sujetadores y braguitas de colores lisos y neutros, como el negro o el blanco. Es la típica ropa interior de la que nunca viene mal tener algún par guardado sin estrenar.

Pese a lo que pueda parecer, la elección de un conjunto sencillo pero de calidad, puede ser muy buena opción para San Valentín. La versatilidad de los básicos no está reñida con el buen gusto. Un conjunto de braguita y sujetador negros, por ejemplo, es un acierto prácticamente garantizado. 

Ropa de noche

Los camisones son prendas cómodas, elegantes y que nunca pasan de moda. Por supuesto, existe una gran variedad de tejidos y diseños entre los que escoger. Para San Valentín, lo mejor es decantarse por diseños más atrevidos y originales, como los de estilo pin-up.

Pero la estrella de estas fechas son, sin lugar a dudas, los picardías, una prenda seductora y elegante a partes iguales, que lucirá mucho mejor con un conjunto de tanga y sujetador a juego. Para completar el conjunto, una buena bata, ligueros y medias de encaje que combinen bien, darán el toque perfecto a este regalo tan personal.

Cómo escoger el sujetador perfecto

Para quienes no estén muy familiarizados con este tipo de prenda la elección de la talla puede parecer difícil. Por suerte, estos detalles no requieren de una explicación demasiado compleja.

Debemos estar atentos a dos detalles en la elección: la talla y el modelo.

Las medidas

Esta prenda consta de dos tallas que siempre se deben conocer: el contorno  y la copa. El primero se mide justo debajo del pecho con una cinta métrica. La talla adecuada de contorno será aquella que más se ajuste a esta medida. Entre tallas suele haber una diferencia de cinco centímetros.

Por otro lado, la copa está indicada en letras y puede ir desde la A a la J, aunque las más comunes son la B, la C y la D. La copa adecuada no debe aplastar el pecho ni ser demasiado grande.

El modelo

Existen muchos modelos de sujetador. Los hay con o sin aros, sin tirantes, con cierres delanteros, con relleno, o tipo push-up. Siempre es fácil acertar con el modelo más clásico, con aros, tirantes y un relleno ligero. Los sujetadores push-up son también muy demandados, ya que dan mayor sensación de firmeza y hacen que algunas prendas queden mucho mejor.

Por su parte, los sujetadores sin tirantes vienen muy bien para llevarlos con prendas que dejen los hombros al descubierto, ya que los tirantes del sujetador dan una apariencia antiestética en estos casos.

Sea cual sea el modelo que se escoja finalmente, lo importante es que se trate de una prenda de calidad con las medidas adecuadas.

--

Contenido patrocinado