Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los sindicatos de educación se manifestarán en el Salón de la Enseñanza / NC - CG

La comunidad educativa convoca cinco días de huelga en marzo contra Cambray

USOC, CGT, UGT, CCOO, USTEC y profesores de secundaria llaman a paros los días 15, 16, 17, 29 y 30 del mes en curso contra la actitud de la consejería al organizar el próximo curso escolar

6 min

La comunidad educativa ha hecho efectiva sus amenazas y ha convocado cinco días de huelga en marzo contra la actitud del consejero de Educación, Josep González Cambray, al aplicar cambios en el curso escolar 2022-2023. El mayor de ellos, el avance de la vuelta al cole que conocieron por el anuncio que hizo el republicano ante los medios, ya que no se les había comunicado con anterioridad.

USTEC, CCOO, UGT, USOCCGT y profesores de secundaria han anunciado que los paros tendrán lugar los días 15, 16, 17, 29 y 30 de marzo. Por lo que se concentrarán en dos semanas del mes en curso. En su anuncio han dejado claro cuál es el peor temor de los sindicatos, que dan el paso en un momento de debilidad que la Generalitat ha detectado y que, según fuentes de los representantes de los trabajadores, habría usado el consejero para aplicar una de las medidas que hace más tiempo que está en negociación y que siempre se ha retirado por los recursos extraordinarios que los docentes exigen para abrir las puertas de los colegios e institutos en condiciones. "No queremos que la opinión pública piense que nos vamos de vacaciones", han manifestado en la presentación de la protesta laboral. 

Mesa de negociación vacía

Asimismo, han dejado claro que declinan participar en las próximas mesas de negociación que ha convocado el departamento para abordar la polémica. "No vamos a ir a perder el tiempo en una negociación donde no se puede debatir ni una sola coma", ha manifestado la portavoz de USTEC, Iolanda Segura. De nuevo, denuncian que la unilateralidad de Cambray y su falta de voluntad de llegar a ningún tipo de acuerdo es la máxima que se impone y que, por ello, recurren a la huelga educativa. 

Josep Gonzàlez-Cambray, consejero catalán de Educación, en el Parlament / EP
Josep Gonzàlez-Cambray, consejero catalán de Educación, en el Parlament / EP

La convocatoria de huelga propicia que la Generalita active el protocolo habitual ante cualquier conflicto laboral que ha escalado. Eso incluye los encuentros de mediación que se realizan antes de que llegue la fecha de los paros. Por ahora, está en el aire saber si los sindicatos rechazarán sentarse en esta mesa o no, aunque no lo contemplan. 

Dispuestos a "lo que haga falta"

Los sindicatos están dispuestos a "hacer lo que haga falta" para que se cumplan sus derechos. De hecho, el nuevo calendario ha sido la gota que ha colmado el vaso para unos profesores que "no aguantan más la carga" impuesta por del Departamento de Educación, que tildan de "autoritario". No es la primera vez que se enteran por los medios de algunos cambios que les afectan. Hace unas semanas, el Govern anunció que, a partir de 2024, los profesores que quieran ejercer en Cataluña deberían adquirir un nivel superior de catalán, equivalente al C2. 

Entre sus reivindicaciones están: una FP pública de calidad, equiparación salarial, la estabilización del personal interino y laboral, la supresión del decreto de plantillas y la reversión de los recortes, que siguen vigentes desde hace diez años. "A pesar de los compromisos del Govern, nuestras condiciones laborales y nuestros derechos recortados se han cronificado", denuncian desde la Federació d'Ensenyament USOC

Declaraciones de los sindicatos educativos / CG
Declaraciones de los sindicatos educativos / CG

Llamamiento a sumarse a la huelga

En una rueda de prensa conjunta delante de la Conselleria de Educación, los representantes sindicales han pedido a todos los docentes -- de todos los niveles, desde educación infantil hasta secundaria-- que "salgan a la calle". "En este momento en que hemos llegado al clímax de la indignación, hay que dar un golpe en la mesa. Emplazamos a todos a hacer un parón, porque hasta aquí hemos llegado".

La protesta en Via Augusta de Barcelona ha acabado con gritos de "dimisión" para Cambray. "Un representante que no quiere al personal a quien representa, tiene que dimitir. Que ponga a alguien que tenga ganas de negociar y de mejorar la educación para que tengamos un sistema público de calidad".

Sindicatos concentrados en la Conselleria de Educación / CG
Sindicatos concentrados en la Conselleria de Educación / CG

Inicio de curso: 5 de septiembre

Según han explicado, la pandemia ha evidenciado las carencias del sistema educativo. "El alumnado ha estado desatendido, los centros no tenían recursos y faltaba personal". Cuestiones que, tras la sexta ola, no se han revertido. Por ello, la comunidad educativa avisa de que no están dispuestos a que "haya más cambios sin revertir estos recortes aumentando los recursos". 

Los sindicatos también amenazaron a Cambray con no empezar el curso el 5 de septiembre --tal como establece el nuevo calendario-- si no daba marcha atrás. Aunque no aclaran todavía si impedirán el inicio de las clases, tienen la intención de seguir "cada vez con movilizaciones más duras" si el departamento no rectifica.