Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrada al centro penitenciario de Brians 1 en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona) donde se encuentra internado el acusado / EUROPA PRESS

El hombre que apuñaló a una trabajadora social de Salt seguirá internado en un psiquiátrico

La Audiencia de Girona desestima la propuesta de vigilancia penitenciaria del acusado de intento de asesinato, que atacó en 2018

3 min

El hombre que apuñaló a una trabajadora social de Salt (Girona) el 23 de noviembre de 2018 seguirá internado en un centro psiquiátrico penitenciario. Así lo ha decidido la Audiencia Provincial de Girona tras desestimar la propuesta de vigilancia penitenciaria por ser “prematura”, haciendo tan solo seis meses que fue derivado al organismo de salud mental de prisiones.

El acusado, un marroquí de 40 años sin domicilio conocido y con antecedentes, había atentado, previo a su intento de asesinato en Salt, contra bienes de los profesionales sanitarios y dependencias de los servicios sociales. El 21 de mayo de 2020, la Audiencia recomendó su internamiento en un centro psiquiátrico durante un máximo de siete años y medio.

Alteración psiquiátrica

El tribunal eximió al hombre por una completa alteración psíquica el 21 de mayo del año pasado. Esto se produjo a raíz de que el ataque contra la trabajadora social fuera propiciado por interpretaciones erróneas de la realidad, atribuyendo a la víctima la identidad de una expareja que creía que lo estaba persiguiendo y le hacía brujería.

Ese mismo día de 2020, tras corroborarse los problemas psíquicos del acusado, quedó en libertad, a pesar de que la Audiencia de Girona advirtió de que “podía ser peligroso si no recibía tratamiento”. El 17 de junio, tras casi un mes en libertad, ingresó en la Unidad Psiquiátrica Penitenciaria de Brians 1. Seis meses después, y con base en informes médicos, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Cataluña propuso que el procesado siguiera el tratamiento en una comunidad terapéutica, siendo desestimado por la el tribunal gerundense.

El preso sigue en Brians 1

De esta forma, la fiscalía y la acusación particular se opusieron a su salida de la prisión de Brians 1 de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), considerando la propuesta de vigilancia penitenciaria “prematura”. La Audiencia Provincial ha expuesto que “sería incomprensible” que por “acelerar el proceso de curación del acusado se creara la oportunidad de que volviera a confundir a cualquier persona con su expareja”.

El tribunal ha desestimado la propuesta y ha determinado que continúe ingresado en el psiquiátrico penitenciario. “El traslado a una comunidad terapéutica supone un control hacia su persona mucho más limitado”, ha concluido la Audiencia, por lo que continuará en Brians 1 por tal de evaluar los riesgos que podría comportar su puesta en libertad vigilada para la sociedad.