Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Niños juegan en una casa de colonias / ACELLEC

Grupos reducidos y monitores con nociones de Covid: así serán las colonias este verano

Entidades del sector presentan un documento en el que piden ayuda a la Administración para sortear las dificultades económicas derivadas de la crisis

Felipe Valenzuela
7 min

El sector del ocio educativo se recupera a medida que remite la pandemia del coronavirus, pero a ritmo lento. La incertidumbre es evidente en las casas de colonias. Por ello, el pasado lunes, varias asociaciones publicaron un manifiesto en el que piden un reconocimiento por parte de las administraciones.

“La importancia del ocio educativo es fundamental. Los menores necesitan espacios de expresión, poder salir y quitarse todo aquello que han tenido que ocultar estos dos meses”, relata Pep Montes, gerente de la Associació Catalana d’Empreses del Lleure, l’Educació i la Cultura (Acellec). “Queremos evitar que este episodio se convierta en un pequeño trauma”, añade.

Actividades seguras

Se han encontrado con varias dificultades para garantizar la seguridad sanitaria entre los asistentes. “Hemos llegado a puntos intermedios. Se reducirá la capacidad de las colonias, por lo que necesitaremos ayudas económicas y también nuevos espacios para poder realizar las actividades”, relata Montes, mientras pide más implicación por parte de las administraciones.

“Tuvimos un debate interno muy importante sobre si seguir con las colonias o no. Ante todo, queríamos garantizar la seguridad”, recuerda por otra parte Jaume Ramos, director comercial de las casas de colonias Eix Estels. “Al menos el protocolo nos ha venido con indicaciones muy marcadas. Igualmente, preparar actividades este verano representa un reto para cualquier organización que se dedique a este sector”, asegura.

Diez niños por monitor

Eix Estels lleva 25 años en el sector del ocio educativo. Este verano organizará grupos mixtos de solo diez personas acompañadas de un monitor. “Además, el equipo de monitores se deberá formar en el ámbito del control sanitario, para tener nociones sobre cómo detectar posibles casos de Covid-19 y cómo actuar al respecto”, explica Ramos.

Si bien se deberá respetar la distancia mínima en algunas de las actividades o en algunos de los espacios en los que estén, desde Eix Estels aseguran que los niños podrán hacer muchos de los planes que ya tenían previstos. “Podremos hacer piscina, excursiones, juegos, talleres, retos y dinámicas cooperativas”, describen desde la entidad.

‘Nueva normalidad’

“Este tipo de actividades no deberían convertirse en una opción. La convivencia con la familia de manera tan brusca es complicada”, detalla el gerente de Acellec, e insiste en que “para los adolescentes, la socialización es fundamental para construir su personalidad y se han visto privados de esta actividad durante meses”.

Por otro lado, participar en actividades de ocio educativo los puede preparar para la nueva normalidad posvacacional. “Es como ir al supermercado, hay hábitos que han cambiado, dado que mantenemos la distancia, hacemos cola, nos ponemos guantes y nos desinfectamos las manos”, señalan desde Eix Estels. “Ellos se familiarizarán con estos nuevos hábitos en las colonias y estarán preparados para cuando vuelvan a clase”, subrayan.

Caída de inscripciones

Si bien las empresas prevén comenzar las colonias a finales de junio, será difícil recuperar los daños causados por el estado de alarma. Montes recuerda que las inscripciones a los cursos y actividades cayeron de un día para el otro. “Era el momento álgido de las campañas escolares, casi el 70% de nuestra facturación, y las reservas se cancelaron. Las previstas para Semana Santa también se desplomaron”, explica.

Dentro del sector del ocio educativo, las actividades se preparan poco antes de realizarlas por temas económicos. “Cuando cae una actividad poco antes de realizarse, el dinero ya se ha gastado”, asegura Montes. “Devolverlo significa pagar con algo que no tenemos, por ello queremos que las instituciones nos ayuden con algún mecanismo, como bonos, para dar a las familias”, añade.

Los esplais no se quedan atrás

A la reivindicación de las colonias se suman los esplais y caus. A diferencia de las colonias, estas agrupaciones no ofrecen actividades puntuales, ya que duran todo el curso y se sostienen por el compromiso de jóvenes voluntarios.

Desde la Esplac, asociación que agrupa a varias entidades de escoltas, señalan que trasladar sus actividades a las plataformas digitales implicó mucho trabajo. “La mayoría de nuestros esplais se reúnen semanalmente y nosotros somos más de propuestas presenciales, pero nos centramos en los que los más jóvenes necesitaban”, aseguran fuentes de la entidad a este medio.

Ayudas a las familias

Según la asociación, con la llegada del estado de alarma lo primordial era ayudar a las familias. “Muchas se alegraron de que los niños y niñas no perdiesen su rutina con los grupos. Además, la comunicación y la gestión emocional son muy importantes en casos de confinamiento o incluso si han perdido algún ser querido”, describen. “Nos organizábamos proponiendo retos diarios o mirar películas y documentales para comentarlas los sábados”, indican desde la entidad.

Aunque no descartan disminuir el número de excursiones y proponer actividades en espacios públicos de las ciudades como plazas o institutos, el problema también es cumplir con las exigencias sanitarias. “Nuestras cuotas son muy pequeñas, el objetivo de nuestro trabajo es que todas las familias puedan apuntarse”, insisten. “Si debemos duplicar el material como las tiendas, por ejemplo, para que los niños mantengan cierta distancia, no podremos cubrirlo todo”, concluyen. De momento, ya se ha formado una mesa de trabajo entre asociaciones y Generalitat para garantizar la celebración de actividades del esplais y colonias.