Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fotografía de archivo de dos ejemplares de lobo ibérico / EUROPA PRESS

Graban a un lobo junto al refugio de Coma de Vaca, en el Ripollès

Los responsables del parque publican unas imágenes del ejemplar a escasos 30 metros de las instalaciones

2 min

Un trabajador de Coma de Vaca, en la comarca del Ripollès, ha grabado a un lobo junto a las instalaciones del parque.

"El lobo paseaba a escasos 30 metros al otro lado del río", explica Xavi Fernández, guarda de este refugio de alta montaña propiedad de la Federación de Entidades Excursionistas de Cataluña (FEEC). "Hace 24 años que soy guarda y no lo he podido ver nunca", añade con cierta resignación.

Varios avistamientos en los últimos años

Sin embargo, no es el primer avistamiento en este espacio natural. Junto al refugio, situado a 2.000 metros de altura y dentro del Parque Natural de las Capçaleres del Ter y del Freser, dos compañeros vieron un ejemplar hace tres años.

También en el Pirineo gerundense, en 2014, se captaron imágenes de un lobo en las pistas de la estación de Núria. Más recientemente, este año, se fotografió uno en el Parque de Aigüestortes, en el término del Vall de Boí.

Ripollès, el hogar del lobo

Los lobos volvieron a los Pirineos hace al menos 20 años, con ejemplares aislados procedentes de los Alpes italianos. Desde el año 2000, se tiene constancia de la presencia del lobo en territorio catalán cada año.

Sin embargo, en los últimos años, el mayor número de evidencias siempre han tenido lugar en el Ripollès, en especial, en el entorno del Vall de Núria y del límite con la Cerdanya. En esta comarca los primeros datos son de 2004 y se hicieron más notorios y continuos a partir de 2012.