Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Zapatillas de deporte con las que salir a correr / PIXABAY

El Govern plantea que puedan salir a la calle parados y deportistas

Protección Civil de la Generalitat trabaja con posibles escenarios de desconfinamiento, que solo puede decretar el Gobierno central

4 min

Entre los escenarios que contempla el Govern para el levantamiento parcial de las restricciones de movilidad está el de salidas a la calle de teletrabajadores, afectados por un ERTE y deportistas. Serían los próximos en poder abandonar el confinamiento, tras los menores.

Una previsión de la Consejería de Interior, que está diseñando escenarios para el desconfinamiento gradual en que evalúa distintos condicionantes, sin fechas concretas. Un plan en el que trabaja Protección Civil en el caso de que el Gobierno central acepte las propuestas que le vaya planteando la administración catalana.

Fiestas mayores y zapaterías

Con la ayuda de técnicos de distintos ámbitos y en permanente contacto con el equipo liderado por el asesor del Govern en esta crisis, Oriol Mitjà, Protección Civil está dibujando cómo podría ser la salida del confinamiento, siempre de forma gradual, y su impacto en aspectos que van desde la máxima concreción hasta los más genéricos, para definir desde cómo podrán abrir las zapaterías hasta qué pasará en verano con las playas o las fiestas mayores.

Una vez que el Ejecutivo central se ha mostrado favorable a permitir la salida de los menores, los técnicos ven prioritario que los siguientes en poderse beneficiar de salidas puntuales sean parados, trabajadores afectados por un ERTE o teletrabajadores, así como deportistas, intentando siempre buscar distintas franjas horarias para que no coincidan en un mismo espacio.

Capacidad reducida de los bares

Uno de los escenarios en que trabajan es que primero podrían abrir los comercios más pequeños y de servicios necesarios --como peluquerías y zapaterías--, con controles de aforo y algunas limitaciones de espacio, y posteriormente las de mayor tamaño. Respecto a los bares, se contempla la previsión de que cuando abran lo hagan con su capacidad reducida a un tercio.

Además, una de las variables que prevé Protección Civil, según las fuentes, es adaptar la situación en función de las características propias de cada municipio, ya que no es lo mismo una gran ciudad que un pueblo asilado.

Aislamiento inverso

En este sentido, una de las opciones que está encima de la mesa, sería acordar un aislamiento inverso cuando se vaya regresando progresivamente a la normalidad para evitar la entrada masiva de personas en pequeñas localidades en que no ha habido positivos de coronavirus.

De esta forma, se intentaría crear un "efecto isla", para mantener a salvo a las localidades que no han tenido ningún positivo, si bien esta opción presenta algunas limitaciones operativas, según Protección Civil.

De lo que se trata es intentar anticiparse y tener los planes preparados por si el Gobierno los va autorizando, siempre en contacto con el equipo de Mitjà y las consejerías afectadas por alguna de las decisiones, como Salud o Trabajo.