Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de personas en una terraza de un local de ocio nocturno / EP

El Govern estudia implementar el pasaporte Covid en el ocio nocturno

Con más del 70% de la población vacunada con pauta completa, el Ejecutivo catalán “considera oportuno estudiar esta opción” para reabrir las discotecas en interior

2 min

El Govern estudia la posibilidad de implementar el llamado “pasaporte Covid” para poder reabrir el ocio nocturno, después que el Procicat anunciara ayer la ampliación de los horarios de restauración y locales en exteriores a partir del jueves. Así lo ha confesado la portavoz, Patrícia Plaja, durante una rueda de prensa en la que ha asegurado que el Ejecutivo catalán “considera oportuno estudiar esta opción” al haber alcanzado ya más de un 70% de la población vacunada con la pauta completa.

“De momento se está estudiando hacerlo con la máxima responsabilidad jurídica, y el Govern estudia qué recursos puede ofrecer el pasaporte Covid”, ha detallado Plaja. La portavoz ha dejado claro que la situación epidemiológica y la evolución de los indicadores son los que marcan la toma de decisiones cuanto a los cambios y relajación de las medidas de seguridad y prevención del coronavirus.

No se plantea en sectores ya abiertos

Aunque la medida todavía no está decidida y tampoco se ha concretado ninguna posible fecha en la que esta podría entrar comenzarse a usar, Plaja ha subrayado que no prevén hacer uso del certificado Covid en aquellos sectores que ya se encuentran en funcionamiento “de manera segura”, como es el caso de los eventos culturales y la restauración. Sí que podría ser una opción efectiva en el caso hipotético de que los datos epidemiológicos volvieran a empeorar en un futuro, pues con el pasaporte se evitaría el cierre de sectores.

Si finalmente se decantan por esta medida, Plaja ha especificado que no necesitan de ningún aval por parte del Tribunal Supremo para implementarla, siempre y cuando tenga “todas las garantías jurídicas”. Aun así, ha informado que los organismos judiciales pueden echarse atrás o hacer modificaciones.