Menú Buscar
Imagen del Valle de los Caídos / CG

La Fundación Francisco Franco afirma que el dictador “no fusiló” a nadie

Atribuye a la justicia las sentencias a muerte y reivindica el Valle de los Caídos como muestra de reconciliación entre vencedores y vencidos de la Guerra Civil

3 min

La Fundación Nacional Francisco Franco (FNNF) ha hecho público este martes un comunicado en el que afirma que el dictador “no fusiló a nadie, ni dictó condena a muerte alguna”. Responde de esta curiosa manera a las peticiones de ilegalización que se han planteado en los últimos días.

Mantiene la tesis de que Franco se limitó a actuar como “jefe del Estado”. “Las condenas no las decide el jefe del Estado, sino la Justicia”, para subrayar después que las tropas republicanas también realizaron “docenas de miles de ejecuciones” sin que por ello se considere que Manuel Azaña fusiló “a cada uno de los ejecutados por el Frente Popular, empezando por los de Paracuellos”.

Defensa del Valle de los Caídos

En su defensa, también asegura que una de sus “señas de identidad” es la “defensa de las víctimas que causó el Frente Popular”. Y opina que el dictador ofreció a los caídos de este bando la “mayor dignidad que estaba en su mano: la posibilidad de dormir el sueño eterno junto a los caído de la España Nacional, hermanar vencedores y vencidos bajo la cruz del Valle de los Caídos”.

Para la polémica organización, Franco “trató a los caídos del Frente Popular con el inmenso respeto que significa ofrecerles sepultura junto a sus propios hombres”. Esta es la “actitud de reconciliación y respeto” que se persigue en la fundación, añade en el comunicado.

Reconocimiento a HazteOír

“Detrás de este deseo de eliminar la FNFF del debate público están los mismos que persiguen, apedrean o detienen un autobús perfectamente legal”, indica en referencia a la organización ultracatólica HazteOír y su polémico vehículo contra los jóvenes transexuales.

La fundación dice que entre sus funciones “capitales” está la “defensa de la media España víctima del Frente Popular que hoy yace olvidada por todos” con objetivos como “conseguir la declaración de genocidio para la matanza de católicos que llevó a cabo”.

Considera que continuar en activo es una  “obligación cívica, por encima de discrepancias ideológicas o de simpatías políticas”.