Menú Buscar

Una farra en urgencias del Parc Taulí acaba con diez sanitarios sancionados

El hospital de Sabadell abre expediente a diez enfermeros por una juerga en horas de trabajo "que se fue de las manos"

Un chico atado en una silla con cinta adhesiva y la fachada del Hospital Parc Taulí de Sabadell / FOTOMONTAJE DE CG
18.05.2018 00:00 h.
4 min

Una farra en las urgencias de la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) ha acabado con diez sanitarios sancionados. El hospital de Sabadell (Barcelona) ha abierto expediente a diez enfermeros por una juerga en horas de trabajo "que se fue de las manos", han indicado fuentes cercanas.

Según han señalado estas voces a Crónica Global, diez empleados de enfermería han sido sancionados por la gerencia de la ciudad sanitaria, que cubre a 11 municipios y 400.000 personas de la conurbación de Barcelona. Se ha iniciado el expediente disciplinario por participar en una fiesta en la unidad de urgencias en horas de trabajo. El evento empezó como una tranquila despedida de compañeros que han ganado plazas en otras unidades, pero se desmadró y acabó con personal ebrio e incluso con sanitarios atados a una silla con cinta aislante. Todo quedó grabado en las cámaras de seguridad, y la dirección del centro sanitario ha sido implacable: ha iniciado procedimientos para sancionar.

"Infracción grave"

Preguntada por la cuestión, la portavocía de prensa del Parc Taulí ha indicado que en esta ocasión no realizaría comentarios. Fuentes cercanas al comité de empresa han rebajado la carga del conflicto y han indicado que, de momento, se han abierto sólo expedientes informativos a los afectados. Estos procedimientos estarían en fase de alegaciones. No obstante, sí han admitido que la cúpula del hospital que dirige Joan Martí López busca imputar a los sanitarios una "infracción grave". Ellos discrepan de esta carga punitiva.

"Todo ello se dilucidará cuando se resuelvan los expedientes abiertos. Aún es pronto", han subrayado. También han desvinculado la juerga en urgencias y las sanciones posteriores que, fuentes conocedoras, han imputado al director de Economía y Servicios del Taulí, Joan Luque, y al responsable de Recursos Humanos, Antoni Llamas, del hecho que se busque a diez médicos especialistas en medicina interna, familiar/comunitaria y especialistas para esta unidad.

"Amonestación, sí; sanción, no"

Otras fuentes consultadas han indicado que la fiesta en urgencias "fue constitutiva de mala praxis laboral", ya que se tuvo en horas de trabajo y con enfermos presentes. "No se puede reclamar recursos y personal y después, cuando cambia de plaza uno de los profesionales, correrse una fiesta en la unidad más saturada de Cataluña", han valorado.

Han matizado que ven "desproporcionadas" las propuestas de sanción de la cúpula del Taulí, aunque en poder de ésta obren vídeos de los hechos. "Se podría haber zanjado el conflicto con amonestaciones al personal. Y, de este modo, proteger el buen nombre y buen hacer de la plantilla del hospital, que realiza una labor encomiable. El castigo ha sido exagerado", han remachado.

¿Quiere hacer un comentario?