La exclusión social afecta a más de ocho millones de personas

La brecha de género también repunta por lo que respecta a una integración social débil

Las 'Cases d'Infants' apoyan a niños en riesgo de exclusión social / CG
26.09.2018 13:30 h.
4 min

Uno de los efectos invisibles de la crisis económica que ha arrastrado España es la exclusión social. El 18 % de la población de nuestro país se encuentra en situación de exclusión social --un total de 8,6 millones de personas-- y, de ellos, 4 millones están en exclusión severa, lo que supone un 40% más que hace 10 años, cuando comenzó la crisis.

Así se refleja en la encuesta de la Fundación FOESSA, vinculada a Cáritas, y que advierte de que existen 6 millones de personas en situación de integración social muy débil que podrían caer en la exclusión en función de la tendencia que tenga la coyuntura económica.

353 millones de euros invertidos

Cáritas ha presentado este miércoles su Memoria 2017, bajo el lema "compartiendo compromiso", que da cuenta del destino de los 353 millones de euros invertidos en numerosos programas de lucha contra la pobreza y la desigualdad en España y otros países, donde esta organización vinculada a la Iglesia está presente.

Con ellos, Cáritas ha atendido a lo largo de 2017 a más de 3 millones de personas vulnerables y en situación de exclusión social.

Entre las principales conclusiones de la encuesta de la Fundación FOESSA, el coordinador de Estudios de Cáritas, Raúl Flores, ha destacado que una década después del comienzo de la crisis, los niveles de exclusión social no se han recuperado.

Exclusión severa

De este modo, al comparar los datos de 2007 y los actuales, se observa un aumento de la exclusión global de un 12% y de un 40 % en el caso de la exclusión severa. "Es la factura que la sociedad ha pagado tras una crisis de 6 años y otros 4 de recuperación", ha lamentado.

No obstante, Flores ha reconocido que la exclusión social se ha reducido en los últimos 5 años, al pasar del 25 al 18 % de la población, aunque en el caso de la severa, el descenso es menor y pasa del 11 al 9 % entre 2013 y 2018.

Recuperación a "dos velocidades"

Estos datos llevan a concluir que existe una recuperación "a dos velocidades", que diferencia a aquellos que viven una participación social integrada de los que se encuentran en espacios de exclusión.

Por otra parte, los datos de la encuesta ponen de manifiesto que 1 de cada 5 personas en exclusión está afectada también por problemas de vivienda, empleo y salud.

Además, se constata que el empleo no asegura la integración, debido a los bajos salarios y la temporalidad y la mitad de las familias en las que hay un empleo no disfrutan de una situación de integración plena.

Flores ha subrayado, asimismo, que la brecha de sexo también repunta en el espacio de la exclusión y, en 2018, existen situaciones de exclusión en el 16 % de los hogares en los que el sustentador principal es un hombre, mientras que este dato sube hasta el 20 % cuando la cabeza de familia es una mujer.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información