Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una pareja posa unida antes del estado de alarma / CG

El deseo sexual aumenta y planta cara al estado de alarma

Platanomelón ha realizado una encuesta en la que queda claro que, a pesar del aislamiento social, no se pierde el tiempo

5 min

Con el decreto del estado de alarma, muchas de las actividades que se realizaban a diario se han dejado de practicar. Esta situación extraordinaria ha cambiado el día a día de la sociedad, pero no sucede lo mismo cuando se habla de sexo.

La marca online de juguetes eróticos Platanomelón ha realizado una encuesta en la que han participado más de 8.000 usuarios, en la que muestra que el deseo ha aumentado casi el doble en las personas que pasan la cuarentena global en solitario frente a las que viven con pareja.

Todo tiene su lado positivo

El deseo sexual en los aislados en soledad ha aumentado un 56% desde que se decretó el estado de alarma, mientras que en las personas que viven en pareja apenas llega al 30%. Según Monica Branni, sexóloga de Platanomelón, “en el encierro pasa algo muy curioso en función de si la pareja está al alcance o no. Para las parejas, compartir el mismo espacio 24 horas al día puede ser fuente de conflictos".

"Asimismo, puede haber una mayor tendencia a descuidar el erotismo en favor de otras actividades de ocio que puedan implicar menor esfuerzo: ver películas, jugar, chatear con amigos, etc.”, explica Branni. Un hecho que no tiene por qué ser negativo, ya que "la tensión erótica pierde fuerza, pero se afianza la complicidad.”

Nuevas formas de ligar

“Diametralmente opuesto es el caso de las parejas que están encerradas a distancia. Para muchas, más del 70%, esta limitación se ha convertido en una oportunidad para incentivar la libido”, analiza Branni. Y es que para este último colectivo, el hecho de no poder salir de casa no ha dificultado que hayan continuado seduciendo a sus amantes, aunque de manera virtual y a la distancia.

Así lo demuestra el crecimiento sustancial en un 68% de la práctica del sexting, un fenómeno al alza durante la pandemia que consiste en compartir fantasías y comunicar deseos sexuales a través de la tecnología. En este sentido, Branni considera que “la situación ha motivado a las personas a interactuar de otras formas, más abiertas y dejando atrás los tabús". 

Más sexo que nunca

El encierro obligatorio ha supuesto el desconfinamiento del cuerpo para muchos. El 47% de participantes que están pasando el aislamiento sin pareja confirma que se ha masturbado más de lo habitual. En estos casos, los participantes alegan que la práctica les ayuda a relajarse y gestionar el estrés.

Los que sí viven en pareja, aunque en general el deseo no se ha visto incentivado por la situación, no han perdido el tiempo entre las sábanas y han aumentado sus relaciones un 31%. Una crecida que se relaciona con el hecho de contar con más tiempo libre. Por contra, la falta de deseo y la apatía son los dos principales motivos que señalan los encuestados que han reducido la cantidad.

Nuevas practicas y tradiciones que no se pierden

Un 37% de los usuarios afirman haber aprovechado estos días para innovar en su vida sexual, a través de nuevas posturas y prácticas. Platanomelón ha lanzado distintos retos para dar ideas e innovar, tales como el bodypainting, nuevas posturas, masajes en zonas como el pecho o las orejas o el edging, técnica para controlar los orgasmos.

Finalmente, la encuesta revela que no existe temor entre los encuestados a volver a tener relaciones sexuales con nuevas parejas una vez finalice el confinamiento (71%). A pesar del distanciamiento social, los usuarios creen que, cuando finalmente quede establecida la nueva normalidad, retomarán con ilusión y sin miedo las relaciones.