Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una movilizacion anterior de asociaciones de escuelas de Barcelona que reclaman un entorno más seguros / EIXRESPIRA

Escuelas de Barcelona cortarán de nuevo las calles para pedir un entorno seguro

Los organizadores reclaman que los niveles de contaminación y ruido no superen los máximos legales exigidos por la OMS

2 min

Un total de 63 asociaciones de familias de alumnos y grupos vecinales volverán a cortar mañana viernes, entre las 16.30 y las 17.00 horas, 50 calles de Barcelona para reclamar entornos escolares pacificados y medidas contra la contaminación atmosférica y acústica.

La protesta #RevoltaEscolar (revuelta escolar), organizada cada viernes por la plataforma Eixample Respira y las Asociaciones Federadas de Familias de Alumnos de Cataluña (AFFAC), cuenta con el apoyo de 87 Asociaciones de Familias de Alumnos (AFA).

Reducir el tráfico

Los organizadores del evento han recordado que con los cortes periódicos reclaman entornos donde los niveles de contaminación y ruido no superen los máximos legales exigidos por la Organización Mundial de la Salud. En este sentido, piden al Ayuntamiento de Barcelona reducir el tráfico en las proximidades de los colegios y planificar un solo carril de circulación para los vehículos privados.

En apoyo a la concentración, el colectivo ciclista de Barcelona organizará de manera paralela una bicicletada que recorrerá las calles de la capital catalana. Además, dos centros de Sabadell y cinco escuelas de Badalona han vuelto a confirmar su participación en el corte de calles de sus ciudades.

Cuarta movilización

La plataforma Eixample Respira, que ya encara su cuarta movilización consecutiva desde el pasado 15 de enero, espera que la manifestación pueda extenderse a otras ciudades del mundo.

La entidad ha aprovechado para recordar que la Sociedad Catalana de Pediatría alertó recientemente que necesitan "medidas urgentes para mejorar la calidad del aire en los centros educativos", al considerar el tráfico como uno de los principales factores de riesgo para la salud de los menores.